Grave: Por no poder garantizar el servicio, el hospital de Río Grande derivaría a bebes de neonatología al CEMEP

Manifestaciones en la ciudad de Río Grande

Con la Gobernadora Rosana Bertone de vacaciones y sus ministros más preocupados por despegarse de la visita del Presidente Macri que de gestionar, en el Hospital Regional Río Grande se lleva adelante un paro de enfermeros que empieza a resentir servicios esenciales como el de neonatología y pediatría.

En este contexto, el nosocomio local comenzaría a derivar a los niños y bebés al CEMEP con los trastornos y riesgos que ello conlleva.

Los enfermeros llevan adelante reclamos históricos para que su actividad sea reconocida y para que luego de tres años sin aumento salarial, el Gobierno de la Provincia otorgue una recomposición que compense la enorme inflación que afecta a todo el país.

Autoridades del HRU no han dado precisiones hasta el momento de los alcances y profundidad de las medidas, aunque se da por descontado que de persistir la situación, se comprometerá gravemente el normal desenvolvimiento de las actividades del hospital.