Macri en Tierra del Fuego: Bertone perdió una oportunidad histórica para defender a los fueguinos frente al presidente

La Gobernadora de la Provincia, Rosana Bertone, perdió una oportunidad histórica para defender los intereses de Tierra del Fuego y la continuidad de Ley 19640 frente al Gobierno Nacional. De vacaciones, la Mandataria no estuvo presente en la visita del Presidente Mauricio Macri a la ciudad de Ushuaia.

Inmediatamente anunciada la agenda presidencial que incluía el viaje a nuestra provincia, se hicieron públicas una batería de declaraciones de los ministros fueguinos y del propio Vicegobernador Arcando que dejaron al descubierto un total estado de desorientación en el oficialismo local, que quedó atrapado entre su deseo de recibir al Presidente con todos los honores en su primer viaje a Tierra del Fuego y su necesidad de mostrarse opositores a la administración macrista.

“Bertone no recibe a Macri porque está enojada”, “hay que recibir al presidente con los honores que se merece”, “el Gobierno Nacional se quedó con 210 millones de dólares de los fueguinos” y “reunirse con funcionarios nacionales no tiene nada de malo” fueron algunas de las voces que se escucharon de parte de los máximos referentes del Gobierno Provincial.

En el medio, en pleno enero con una gran parte de los ciudadanos fuera de la isla, mientras los organismos y cooperativas de energía de otras provincias realizaban una presentación judicial por el aumento del gas, insumo que se utiliza para la generación y que impacta directamente en los costos, en Tierra del Fuego el Gobierno Provincial autorizaba un tarifazo de 60% en las boletas de luz, trasladando directamente a los usuarios sin escalas los mayores precios que derivan de esta situación. Esta medida como muchas otras aplicadas en la provincia por la gestión Bertone está en perfecta consonancia con las políticas liberales de moda a nivel nacional.

Durante todo su mandato, Bertone se mostró como una de las principales aliadas de Macri y acompañó cada una de las medidas que implementó Cambiemos a nivel nacional, como el pacto fiscal, los presupuestos de ajuste, la quita de subsidios a las tarifas, la dolarización del precio del gas y la liberación de los precios de los combustibles. Pero en un año electoral y con la imagen del presidente en baja, la Gobernadora y su entorno inició una fuerte campaña mediática para despegarse de Macri y lograr un poco de aire acercándose al peronismo federal de Masa, Picheto y Schiaretti, quienes se presentan como una tercera alternativa al oficialismo del PRO y al Kirchnerismo de Cristina.

Lo cierto es que la ausencia de la Gobernadora para escapar a la foto con Macri, lejos de ayudar a Tierra del Fuego, representa la pérdida de una oportunidad histórica y que difícilmente se repita para plantarse frente al Presidente y exigirle un cambio en su mirada respecto de la Provincia.