Científicos de todo el mundo debaten sobre la Antártida en Ushuaia

El futuro de la Antártida se debate en Ushuaia.

La reunión se produce en el marco del Comité Científico Internacional para la Investigación en la Antártida (Scientific Committee on Antarctic Research-SCAR), un espacio de debate científico y académico que se reúne cada dos años y que por primera vez se realiza en un país de América Latina. 

El encuentro, que en este caso está dedicado a “Las conexiones antárticas en el fin del Mundo”, quedó inaugurado ayer en el hotel Arakur de la capital fueguina con la presencia de especialistas en las áreas de humanidades y ciencias sociales que intercambiarán experiencias y el resultado de sus investigaciones sobre cuestiones antárticas.

“En general se tiende a pensar a la Antártida desde las ciencias naturales pero, en esta oportunidad, tendremos tres días de trabajo intenso donde habrá ponencias sobre historia, literatura, turismo, política y derecho internacional, todas áreas de estudio que despiertan cada vez más interés en la comunidad internacional”, afirmó Cristian Lorenzo, coordinador del encuentro SCAR en Ushuaia e investigador del Conicet. 

Por su parte Marisol Vereda, docente e investigadora del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (Untdf) destacó que el evento servirá para poner en perspectiva “el rol de Ushuaia en relación a la Antártida” y el desarrollo de las entidades académicas de la ciudad a partir de los temas antárticos.

“La creación documental permite la reconstrucción de los imaginarios y representaciones espaciales de diferentes momentos históricos y en particular, alrededor de las ideas de ‘Fin del Mundo’ y ‘Ushuaia como puerta de entrada a la Antártida’”, detallaron los organizadores.

El SCAR lleva más de seis décadas de actividades desde su primera reunión en La Haya en 1958, y constituye una red de miles de científicos que buscan impulsar la investigación antártica.

Con representantes de las comunidades científicas de 43 países, el organismo se ocupa de “iniciar, desarrollar y coordinar investigación científica de calidad internacional en la Antártida”.