Se complica la situación de las provincias con deudas en dólares

La mayor preocupación de los gobernadores es que la profundización de la recesión le hará más complicado resolver los problemas; esperan mayores demandas sociales.

Se encendieron luces de alarma en las provincias endeudadas en dólares. Si bien no tienen restricciones para recomprar deuda, el problema es la falta de caja para hacerlo.

El pago de los vencimientos es una presión más sobre sus cuentas, según detalla el diario La Nación.

La mayor preocupación de los gobernadores es que la profundización de la recesión le hará más complicado resolver los problemas, porque no hay miras de una mejora de la recaudación y sí esperan mayores demandas sociales.

Según los datos de la Dirección Nacional de Asuntos Provinciales, dependiente de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Hacienda, desde 2015 hasta el primer trimestre de 2019 la deuda tomada por las provincias creció 363,8%.

El mayor stock de las deudas provinciales está compuesto por bonos. Le siguen las acreencias del gobierno nacional y los organismos internacionales. Aquellos gobiernos que tienen inversiones en letras, Lebac o bonos nacionales quedaron fuera del reperfilamiento o la reprogramación de pagos dispuestos por la Nación.

Además, un informe del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex), basado en datos oficiales, plantea que en el calendario de vencimientos hasta 2023 (tanto de intereses como de capital) los distritos más comprometidos son Buenos Aires, Córdoba y CABA. En el caso del distrito gobernado por María Eugenia Vidal, en ese plazo entra el 74,5% del total de la deuda.

Para el caso de la deuda tomada en moneda extranjera, Ocipex señala que los distritos más expuestos son Santa Fe (99% del total), Córdoba (95%), Chubut (86%), Buenos Aires (80%) y Neuquén (70%).

Por los vencimientos anuales sobre el total de la deuda, las más complicadas para este año son Buenos Aires y Mendoza.