Alberto Fernández: “Hemos llegado al fondo del pozo, sólo queda mejorar”

El candidato brindó una conferencia de prensa en el Parlamento español. Pidió por la libertad de Lula da Silva y Rafael Correa; y reconstruir los vínculos con Europa.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió con su par en España, Pedro Sánchez, esta tarde en el Palacio de la Moncloa, en un encuentro político disfrazado de académico.

Desde Madrid, el exjefe de Gabinete, aseguró a su salida en conferencia de prensa: “Hemos llegado al fondo del pozo, sólo nos queda mejorar”. Además, se refirió al pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, a la situación de los expresidentes Lula y Correa, y a las relaciones internacionales que mantendría en un eventual Gobierno.

Sobre esto último, manifestó: “Tenemos mucho interés que desde el Mercosur, Argentina vuelva a vincularse con Europa. “Hay que reconstruir ese vínculo. Los argentinos tienen muchas postergaciones”, manifestó.

Luego, se refirió al compromiso con el Fondo Monetario Internacional: “Salir será difícil. Todos están preocupados con lo que vamos a hacer con la deuda. Nosotros vamos a hacer lo que siempre hicimos: cumplir con los compromisos que hemos tomado. Pero no nos pidan que paguemos a costa de la gente”, expresó.

Por último, se refirió a la situación de los expresidentes de Brasil y Colombia, Luiz Inácio Lula da Silva y Rafael Correa. El exmandatario brasileño se encuentra en prisión desde hace más de un año en Curitiba por dos causas diferentes, mientras que al colombiano le ordenaron la prisión preventiva hace un mes.

Sobre esto, Fernández dijo: “No puedo dejar de decir que lo que sucede en Argentina, está pasando en toda latinoamérica. Hay situaciones que son incompresibles: lo que está pasando con Lula es imperdonable, lo que está pasando con Rafael Correa es imperdonable”.

Y cerró: “Una vez más, como siempre ha hecho el pueblo argentino, vamos a salir entre todos y todas, recuperando nuestra dignidad”.

Alberto Fernández llegó el lunes a España para cumplir con compromisos académicos, pero en 72 horas ya mantuvo encuentros con influyentes diplomáticos -entre ellos el canciller español y futuro jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y empresarios, bajo una estricta reserva, debido a que su viaje es de carácter privado.