Chubut: octava semana sin clases

Docentes reclaman el pago del sueldo en tiempo y forma junto a la regularización de la obra social y reparación de las infraestructuras de los colegios.

Los docentes de Chubut inician hoy la octava semana consecutiva de paro de actividades en reclamo del pago de sueldo en tiempo y forma, la regularización de la obra social (Seros) y la reparación de la infraestructura de los edificios escolares, entre otros puntos citados en la nota presentada ante la Secretaría de Trabajo provincial donde notifican la medida.

Las asambleas escolares ratificaron que continuarán tomando las mismas medidas de fuerza y fueron respaldadas por la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut cuyo secretario general, Santiago Goodman, está alineado con el líder del Suteba, Roberto Baradel.

Los docentes extendieron su último paro desde el lunes pasado  hasta este fin de semana y ahora continuará desde “las 00 del día lunes 9 de septiembre hasta las 24 del sábado 14 de septiembre de 2019”, así señala el texto de la notificación que recibió desde la cartera laboral el ministro de Educación Paulo Casutti, quien asumió la semana pasada y todavía no pudo acceder a su despacho por una “toma pacífica” del edificio.

Por otra parte, Goodman dialogó con Télam y explicó que “no se ha dado cumplimiento a ninguno de los requerimientos que venimos haciendo y las asambleas escolares decidieron continuar con las medidas”.

Es de público conocimiento que Chubut terminó de pagar los sueldos de julio el último día hábil de agosto y anunció para este mes un pago de manera escalonada, aunque no por rango de sueldo como se pagó el último mes (hasta $40.000 primero, entre 40.001 y 65.000 segundo y por último a quienes reciben más de 65.000 pesos), sino que lo harán de manera parcial.

Ya anunciaron que el plan de pago comenzará el miércoles 11 de septiembre con el depósito de $30.000 para todos, hasta saldar en tres cuotas toda la masa salarial.

Otros gremios chubutenses se encuentran en planes de lucha debido a los atrasos en el pago de sus remuneraciones, es el caso de los trabajadores judiciales, los del Poder Legislativo, y los viales provinciales.