Según la UCA, la pobreza a fin de año alcanzaría al 40% de la población

El 24% de los habitantes de Tierra del Fuego son pobres Sobre una población estimada en 160 mil habitantes, el 24% se encontraba bajo la línea durante el primer semestre del año. De esas 38.400 personas en situación de pobreza, casi 6.200 estaban en la indigencia. Datos según INDEC.

El director del Observatorio de la Deuda Social habló luego de la difusión de las cifras y dijo que para combatir esta problemática “se necesita mucho más que la emergencia alimentaria”.

Desde el Observatorio de la Deuda Social de la UCA advirtieron que a fin de año podría aumentar hasta el 39% o 40%. Agustín Salvia, director del organismo de la universidad, dijo que “es obvio y era esperado” y que espera que mejore pronto la situación económica porque, si no, crecerá la pobreza en la Argentina. Consideró que “se necesita mucho más que la emergencia alimentaria” para combatir esta problemática.

“La secuencia comienza en 2017, con una burbuja de consumo. Ese año los salarios le ganaron a la inflación, hubo crecimiento de empleo, más programas sociales en un momento electoral y la pobreza bajó al 25 por ciento. A partir de ahí se agotaron las condiciones macroeconómicas, cambió la situación internacional y hubo mala praxis acumulada. Crear burbujas nunca es gratis”, dijo.

Respecto a la crisis económica, manifestó: “No le da respiro a los hogares, que ven devorados sus ingresos del mes anterior y al mismo tiempo no logran compensar la pérdida con más trabajo”. “Las políticas de asistencia son insuficientes para sacar a la gente de la indigencia. De hecho, se necesita mucho más que la emergencia alimentaria”, indicó.

El costado más dramático de las estadísticas lo refleja el índice de indigencia, que también subió con fuerza y comprende a la gente que apenas tiene ingresos para cubrir la canasta de alimentos. De acuerdo con la información del INDEC, la indigencia afecta a aproximadamente a 3.100.000 personas, equivalente al 7,7% de la población, cuando hace un año se ubicaba en 4,9%, lo que significa que en ese período cayeron en esa extrema situación 1.100.000 habitantes.

En el primer semestre de 2018, la pobreza se ubicó en el 27,3% de la población, para pasar al 32% a fines de ese mismo año y trepar al 35,4% de junio pasado, aunque se estima que actualmente debe estar por encima de ese porcentaje por efecto de la devaluación registrada tras las PASO de agosto.

Sin embargo, la información oficial que reflejará el impacto inflacionario y corresponde a fines de este año recién será publicada en marzo de 2020. Según las cifras oficiales, la pobreza registró un aumento del 8,1% en comparación con igual período de 2018 y acumuló en lo que va del año un alza del 3,4%.

Proyectados estos porcentajes a la población urbana nacional, el número de pobres pasó de 11.150.000 a 14.400.000. Son 3.250.000 nuevos pobres en tan sólo 12 meses, producto sobre todo de la devaluación. Si se incluye la población rural, el número de pobres se eleva a 15.800.000 personas, de los cuales 7,7% son personas que viven en la indigencia.

Con los últimos datos relevados por el INDEC, el 25,4% de los hogares son pobres, con lo que uno de cada cuatro se encuentran en esa situación social. En el primer semestre de 2018, la cantidad de hogares pobres era del 19,6%, luego subió al 23,4% para fines de ese mismo año para superar el 25% en junio pasado. El índice de indigencia alcanza al 7,7% de las personas, lo que significó un aumento del 2,8% contra el primer semestre de 2018 y una suba de 1% si se lo compara con fines del año pasado.

La gestión de Macri -quien había dicho que su Presidencia debía ser evaluada de acuerdo con la evolución del índice de pobreza- dejará al próximo gobierno un número más elevado que el verificado a fines de 2015 cuando concluyó su mandato Cristina Kirchner. En ese momento y de acuerdo con los índices relevados por la Universidad Católica Argentina (UCA) -ya que no se informaban datos oficiales- afectaba al 29% de la gente.