Irregularidades en el financiamiento de la campaña de Macri: empresas contratistas y límites superados

Cambiemos tuvo aportes indirectos de empresas que tienen jugosos contratos con el Estado -algo prohibido por la nueva Ley Electoral- y otras compañías que superaron el tope de 4,6 millones de pesos.

El partido gobernante tuvo un fondeo de campaña que quebró con lo que determina la nueva Ley de Financiamiento Electoral: empresas contratistas del Estado aportaron de manera indirecta a la reelección de Mauricio Macri y otras compañías superaron ampliamente el límite permitido.

En una investigación realizada por Iván Ruiz, Maia Jastreblansky y Candela Ini para La Nación, se destacaron estas dos inconsistencias. Las empresas fueron las principales aportantes a la campaña, entregando a Juntos por el Cambio un total de $110 millones.

El empresario Marcelo Mindlin desembolsó $8,7 millones para la campaña presidencial de Mauricio Macri. La firma Orígenes Seguros de Retiro aportó $4,5 millones y el Grupo Emes, otros $4,2 millones, como consta en el informe oficial de Juntos por el Cambio presentado ante la Cámara Nacional Electoral. Esto rompe con dos artículos de la Ley de Financiamiento Electoral, que prohíbe donaciones mayores a los 4,5 millones de pesos y cierra la puertas a aportes de empresas con contratos con el Estado.

Tal como explicaron los citados periodistas en La Nación, el Grupo Emes no firmó contratos con el Estado, pero controla a la firma Sacde (antes llamada Iecsa, la empresa que era de Ángelo Calcaterra), que construyó un tramo del Paseo del Bajo y que también está a cargo del soterramiento del tren Sarmiento.

Qué empresas fueron las principales aportantes

El principal sustento económico de la campaña presidencial de Macri fueron dos grandes compañías vinculadas al campo. Vicentín Hermanos donó $13.5 millones y el Grupo Aceitera General Deheza (AGD) aportó otros $10 millones para financiar al oficialismo en las PASO.

Como ocurrió en el caso antes mencionado, las compañías hicieron donaciones pequeñas con distintas razones sociales que forman parte del mismo grupo. Vicentin Hermanos, el máximo aportante de Juntos por el Cambio, donó $4,5 millones con Algodonera Avellaneda SA, también el mismo monto con Oleaginosa San Lorenzo SA y otros tantos millones con Friar SA, todas vinculadas al holding, según reconstruyó este medio.

Las empresas del Grupo AGD realizaron donaciones que, en total, suman $10 millones, distribuidos entre Aceitera General Deheza ($4 millones), Niza SA (3,5 millones) y Aceitera Chabas (2,5 millones). Pese a financiar la campaña del oficialismo, Roberto Urquía, referente de AGD, agasajó la semana pasada a Alberto Fernández con un almuerzo en Córdoba.

¿Qué rubro de la economía aportó más?

La agroindustria fue, por lejos, el principal financista del oficialismo en las PASO. Hubo donaciones de 23 firmas agropecuarias, frigoríficos oleaginosas e industrias vinculadas al campo que aportaron, en total, más de $24 millones, según el relevamiento de este medio. El sector financiero, con firmas vinculadas a bancos y grupos inversores, sumó $9 millones. El retail desembolsó $6,2 millones, y los petroleros aportaron $5,6 millones, entre otros.