Península Mitre, una Joya de Reserva Natural que Bertone no quiso proteger

Un estudio reciente identificó a la Península Mitre, en Tierra del Fuego, como el punto de captura de carbono más importante de Argentina. Estos datos demuestran el rol crucial de este lugar, único en el fin del mundo, como una pieza importante para la lucha contra la crisis climática mundial.

Tierra del Fuego es una de las provincias con más áreas protegidas. La Península Mitre es la excepción y no fue preservada por decisión de la actual gobernadora Rosana Bertone. Dado que perdió su reelección, y ahora es candidata a diputada nacional, retrasó e impidió el tratamiento legislativo del tema. Sospechan de intereses suyos en el negocio de las turberas, que con la extracción destruyen el ecosistema del único paisaje nacional con mar y montaña.

Como el Amazonas en Brasil, que brinda oxígeno y previene inundaciones, la clave del equilibrio climático de Tierra del Fuego es Península Mitre. Allí se ubican el 95% de las turberas del país, claves como punto de captura de carbono. Las turberas son un tipo de material orgánico húmedo que abarca apenas 3% de la superficie del planeta, pero capta 30% del carbono en el suelo y 75% del atmosférico. Con una visión que no contempla el cuidado del medio ambiente, y piensa más en las ganancias de dinero fáciles a costa de un recurso no renovable, la gobernadora saliente de Tierra del Fuego prefiere extraer turba, y exportarla, que cuidar ese recurso no renovable.

La gobernadora Rosana Bertone en la presentación del “Rescate arqueológico extraordinario – Primera Etapa” realizado en Península Mitre, en un acto del que participó también el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y el vicegobernador Juan Carlos Arcando.

Península Mitre es, como se nota claramente en cualquier mapa, la punta de Tierra del Fuego que apunta hacia el estrecho de Le Maire y luego la mítica Isla de los Estados, “locación” de la famosa novela de Julio Verne, “El Faro del Fin del Mundo”. Además de sus 2.400 kilómetros cuadrados (casi 12 veces la Capital Federal), Península Mitre es el hogar de aves y fauna marina en peligro de extinción, como el carancho austral, y posee un patrimonio arqueológico y paleontológico incalculable, pues allí vivían gran parte de las tribus aborígenes de la Isla Grande de Tierra del Fuego. La importancia ecológica de Península Mitre fue detallada en esta nota de La Nación: https://www.lanacion.com.ar/sociedad/peninsula-mitre-es-aspiradora-carbono-buscan-sea-nid2297277

Por otra parte, Península Mitre es la excepción a la regla en Tierra del Fuego. Las seis áreas protegidas que actualmente integran el Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas son: Reserva Provincial Isla de los Estados, Isla de Año Nuevo e Islotes adyacentes, Reserva Costa Atlántica Tierra del Fuego, Reserva Corazón de la Isla, Reserva Playa Larga, Reserva Laguna Negra y Reserva Río Valdéz. Además del Parque Nacional de Tierra del Fuego, donde se termina la Ruta 3, transita el “Tren del Fin del Mundo” y se ubica la bellísima Bahía Lapataia. El aire de la isla es tan limpia, que en algunos parajes los árboles tienen “barba de viejo”, un parásito prehistórico que crece en el tronco solo en lugares de aire muy puro. En una provincia que hizo de la conservación un activo ciudadano, y también una ventaja turístico, Bertone le negó el carácter de reserva protegida a Península Mitre.

En cambio, dentro de la misma, se empezó a construir el tramo 3 de la Ruta Costera del Beagle. Una obra que, solo para ensanchar un camino ya existente, ya destruyó árboles centenarios y milenarios, inclusive en estancias que aún no fueron expropiadas. Esta obra, que Bertone imaginó como relanzamiento de su gestión y resultó la mayor polémica de la misma, fue otorgada a la firma Juan Felipe Gancedo S.A., que en 2015 financió gran parte de la campaña de Bertone por pedido del entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Así como destruyó parte de la arboleda única de las estancias Moat, Túnel y Harberton; Bertone y Gancedo ya avanzaron hacia Península Mitre. En junio, cuando perdió la elección a gobernador frente a Gustavo Melella, el voto ambientalista de Ushuaia le dio la espalda (pensaba ganar en la ciudad capital de la isla y perdió). Sin embargo, ahora que se presenta como candidata a diputada nacional, Bertone no quiso rever su postura con respecto a la Ruta Costera del Beagle y Península Mitre.

Como lo hizo en diciembre del 2018. Enojada por las manifestaciones de los ambientalistas frente al inminente comienzo de la ruta que hace Gancedo, mandó frenar la votación de Península Mitre como área provincial protegida en la Legislatura. Allí, hasta ahora, Bertone tuvo mayoría automática con los votos del peronismo y radicales de Cambiemos, como Pablo Blanco, Liliana Martínez Allende y Oscar Rubinos.

Turbera Atlántico: la preferida de Bertone, con un dueño que es funcionario

Sin esperar a la devastación de Península Mitre, Rosana Bertone ya le dio pleno apoyo a la turbera más exitosa de Tierra del Fuego, que exporta a China y cuyo dueño -o por lo menos el administrador- es el funcionario Aníbal Cardozo. En una incompatibilidad manifiesta, Cardozo era subsecretario de Desarrollo Minero de la provincia. Cuando esto ganó espacio en medios, la solución de Bertone fue cambiarlo de lugar, pero dejándolo dentro de la administración provincial. Cardozo renunció a ese cargo para asumir en la Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

“Turbera Atlántica es de Bertone”, repiten varias fuentes consultadas en Tierra del Fuego. Claro que probar eso es mucho más difícil que decirlo. Sin embargo, el apoyo de la gobernadora a esa turbera, con visitas oficiales incluidas, fue público. Así lo reflejan varias notas de medios de la isla, entre ellas la siguiente: https://www.infofueguina.com/politica/2017/4/17/bertone-promociona-empresa-funcionario-gobierno-21359.html. Allí se cuenta que Bertone apoya a una empresa de su funcionario Cardozo. Como también que la familia del ex concejal de Tolhuin vive del empleo público: su esposa es concejal, sus hijas empleadas públicas, él mismo es funcionario y empresario a la vez. Hasta una nota oficial del estado provincial contó la visita de Bertone: https://prensa.tierradelfuego.gob.ar/?p=76373

Por otra parte, siempre se dijo -públicamente y sin tapujos- que la “Ruta 30 permitirá el desarrollo de destinos económicos, como las turberas”. Y la 30 es nada menos que la polémica Ruta Costera del Beagle. Todo un círculo económico construido alrededor de Bertone, con plata del Estado: Gancedo le financia la campaña y cobra obra pública, Cardozo es funcionario suyo y dueño de la turbera preferida de la gobernadora saliente.

Frente a este panorama, las asociaciones ambientalistas esperan que el próximo gobernador, Gustavo Melella, tengan una visión de desarrollo económico sustentable más que extractivo, y de respeto del medio ambiente. Con respecto a Península Mitre, la Asociación Maneken´k emitió comunicado sobre una reunión en la cual “se trató el proyecto de Creación del Área Protegida Península Mitre, en la cual los legisladores manifestaron que el próximo paso en el tratamiento de dicho proyecto era la consulta a personas que tendrían antiguas ocupaciones en el sector”. También adelantaron que durante la reunión se comentó la importancia de la pronta creación del Fondo para la Preservación y Conservación de las Áreas Protegidas Provinciales y de la Creación del Cuerpo de Guardaparques de la Provincia y que ambos proyectos ya estarían en condiciones de ingresar al recinto para su aprobación.