Fernández: “Veo con alegría que Bolsonaro quiera tener una relación pragmática con la Argentina”

En el marco del encuentro anual de la UIA, el presidente electo ratificó la importancia de la unión de los pueblos del Mercosur y aclaró que “ni Bolsonaro, ni Fernández” lo van a “superar”.

Con una agenda complicada de cara al 10 de diciembre, Alberto Fernández habló en la mañana de este jueves frente a los empresarios reunidos en la 25º Conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), que tiene lugar en Parque Norte, y planteó que son las principales víctimas de la situación que atraviesa el país luego de “4 años de especulación financiera.

En su disertación, el presidente electo expresó su agrado frente al interés del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por mantener una relación pragmática con Argentina y destacó que el Mercosur supera a cualquier presidente o país. A su vez, ratificó la importancia de la unión de los pueblos latinoamericanos para poder enfrentar “con otra fuerza” los desafíos de la globalización. “Ninguna disputa personal que yo pueda tener me va a hacer poner a la Argentina en el lugar equivocado”. Este podría ser el principio de una nueva relación entre los mandatarios brasileño y argentino, frente a la complicaciones que enfrentaron luego de las pasadas elecciones del 27 de octubre.

Fernández, reafirmó su compromiso de “crear un consejo económico y social para pasar de la política que impone medidas a la política que busca consensos para pensar un futuro”, y agregó: “Estoy renunciando a mi capacidad de decidir solo y les propongo decidir entre todos”.

Frente al tópico de la deuda externa aseguró: “Vamos a pagar el día que hayamos crecido, que hayamos producido más, que exportemos más y hayamos conseguido los dólares con que podamos pagar nuestras deudas”. “Así va a ser esta vez”

Por otro lado, expresó su preocupación frente a la situación económica y social del país: “Llevamos 17 meses de caída de la industria y más de dos años de caída de consumo. Hoy se consume un 30% menos de leche. La industria produce hoy lo mismo que producía en el 2006. Todo esto pasó porque estos 4 años fueron 4 años de especulación financiera (aplausos). Era ‘mejor’ apostar a un bono, a las Lelics, a las Lebacs, que invertir, producir, y dar trabajo. En el mundo de los especuladores ganan muy pocos, y pierden los que arriesgan y los que trabajan. Se premia a los que especulan”.
Se asomaron enfermedades que creíamos erradicadas. Enfermedades como la sarampión, la varicela, la tuberculosis. Eso nos pasa por achicarnos y ajustarnos”, agregó.

En otro tramo destaca que “la solución no es tirar argentinos por la ventana porque sobran” y sostuvo que para resolver los problemas del país “hace falta un compromiso social de todos y cada uno de nosotros