El Messi más íntimo: su vida cotidiana, la adicción a la Play y la relación con Antonela

El capitán de la Selección habló de fútbol, el Mundial que pasó y la Copa América que se avecina, pero también dio detalles de su día a día cotidiano.

En la extensa entrevista que le dio a Fox Sports, Lionel Messi habló de fútbol, el Mundial de Rusia 2018 que terminó en polémica y la ilusión de la Copa América de Brasil que se avecina, pero también tuvo tiempo para contar algunos detalles de su vida íntima.

El rosarino contó que, a pesar de lo que se cree, él puede llevar una vida normal: “Llevo a mis hijos al colegio con mi mujer y los voy a buscar. Ella está en el grupo del WhatsApp, tengo relación con muchos padres de mis hijos”.

También recordó sus tiempos sin hijos, cuando tenía adicción a la Play Station: “Los primeros años estábamos solos con Antonela y por ahí llegaba y subía a jugar con la Play. Ella ni se enteraba. Le mandaba un mensajito diciéndole que tomemos unos mates, que lo traiga”.

Con Antonela Rocuzzo se conocen desde que son chicos y aunque se separaron cuando Messi se mudó a España el destino los volvió a juntar: “La encaré yo, en realidad desde chiquito fue algo mutuo, amor a primera vista. Después me fui, nos separamos, estuvimos un tiempo sin vernos y sin hablarnos”.

“Antes era diferente para poder comunicarte acá, era mucho más difícil. Por carta o por mail, el teléfono era carísimo. Costaba mantener la relación. Hasta que nos fuimos haciendo grande, nos volvimos a reencontrar y acá estamos”, reflexionó.

“Quiero terminar mi carrera y ganar algo con la Selección”

Consultado sobre la nueva oportunidad que se dio con Argentina: “Yo quiero terminar mi carrera y ganar algo con la Selección”.

El astro del Barcelona reflexionó sobre su impensada carrera profesional: “La vida me llevó a otro lado, pero mi sueño siempre fue ser jugador profesional. Todo lo que vino superó todo”.

El rosarino también se refirió a las finales perdidas en ciclos anteriores y el golpazo que significó el último Mundial: “Levantarme, intentarlo otra vez, es el mensaje para los niños que les gusta verme. Eso es la vida, tropezar y volver a levantarse y luchar por sus sueños”.