Rusia: no hubo ataque químico en Siria

Rusia presentó el jueves en una conferencia a varios “testigos” procedentes de Siria, entre ellos un niño de 11 años, quienes aseguraron que son falsas las denuncias de un ataque químico por parte de fuerzas oficialistas en el país árabe.

Autoridades rusas presentaron testigos sirios a una conferencia en la sede de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), en La Haya.

Los ciudadanos sirios negaron que haya habido un ataque químico en el poblado de Douma el 7 de abril y afirmaron que los videos de los acontecimientos allí fueron “montajes”.

Alexander Shulgin Diplomático ruso ante Holanda, declaró que lo dicho por los testigos en la conferencia “es prueba” de que las denuncias del ataque químico en Douma “son totalmente falsas”.

“Hoy podemos demostrar que las imágenes grabadas por los Cascos Blancos son un crudo montaje”, expresó en referencia a la Defensa Civil siria.

En la conferencia, los testigos dijeron que nunca hubo olor a sustancias químicas y que las personas que se ahogaban simplemente estaban reaccionando al humo de los bombardeos.

Hassan Diab, un niño testigo de 11 años quien fuera visto tras el ataque siendo rociado con agua por las unidades de rescate, apareció luego en artículos de la prensa oficialista rusa en los que él y su padre le dicen al corresponsal ruso Evgeny Poddubnyy que el ataque fue pura mentira.

El ataque fue atribuido por varios países, a las fuerzas oficialistas controladas por el presidente sirio Bashar Assad, quien rechaza las acusaciones.

El reporte fue promovido intensamente por el embajador de Rusia ante la ONU, quien lo proyectó ante los miembros del Consejo de Seguridad de la entidad mundial.

Así mismo, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia denunciaron la presentación rusa como una farsa.

“Esta farsa obscena no nos sorprende ya que viene del gobierno sirio, que ha masacrado y asfixiado a su propio pueblo los últimos siete años”, dijo el embajador francés en Holanda, Philippe Lalliot.

El embajador británico, Peter Wilson, anunció que ni él ni los representantes de otros países aliados asistirían a esa conferencia.

Cabe destacar que el miércoles pasado, inspectores de la OPAQ llegaron a Douma y extrajeron más muestras para enviarlas a laboratorios para su análisis. El presunto ataque tóxico ha desatado una guerra de versiones encontradas: por un lado la de Siria y Rusia y por el otro la de los países de Occidente. Rusia y Siria insisten en que no hubo ningún ataque con armas químicas.

A raíz de los ataques, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña lanzaron una serie de ataques aéreos contra presuntas instalaciones de armas químicas en Siria, el 14 de abril.