Colombia: al menos diez muertos por un coche bomba en una Escuela de Policía de Bogotá

Las autoridades buscan determinar quienes fueron los autores del hecho.

Al menos diez personas han muerto y otras diez han resultado heridas este jueves a causa de la explosión de un coche bomba frente a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en Bogotá, según ha informado el alcalde de la capital colombiana, Enrique Peñalosa.

Horas después, el Gobierno anunció que el autor del atentado está “plenamente identificado”, según afirmó el presidente Iván Duque, mientras la fiscalía reveló que se trata de José Aldemar Rojas Rodríguez, aunque sin aclarar si el hombre tenía vínculos conocidos con organizaciones guerrilleras.

Testigos citados por la prensa local señalaron que un hombre llegó hasta el portón central de la escuela y aceleró el vehículo cuando guardias intentaron detenerlo para pasar por controles de seguridad.

El Ministerio de Defensa informó que hasta el momento el saldo de víctimas es nueve fallecidos, entre ellos un policía panameño, y 54 heridos, entre ellos un ciudadano panameño y una ciudadana ecuatoriana, según el diario local El Tiempo.

La primera confirmación oficial del ataque la hizo el alcalde de la capital colombiana, Enrique Peñalosa, que lamentó lo ocurrido.  “Todavía no tenemos una información completa; parece que hubo un coche-bomba dentro de la Escuela General Santander; hay por lo menos cinco muertos”, señaló Peñalosa a periodistas.

El vehículo se estrelló contra una pared y se produjo una potente detonación. Una columna de humo podía verse desde varias cuadras, según fuentes de la Policía.

Pocos minutos antes había terminado una ceremonia de ascenso de brigadieres generales de la Policía, por lo que los investigadores no descartan que el ataque hubiera estado dirigido a los máximos oficiales de la institución.

Testigos e imágenes difundidas por miembros de la institución mostraron los restos de un vehículo incinerado y un cuerpo calcinado.
Las autoridades de salud de Bogotá reportaron que tres de los heridos fueron trasladados al hospital de El Tunal, y dos al Policlínico del Olaya.

Hasta ahora no se conoce información del estado de los pacientes. Por eso, familiares y amigos de los hombres y mujeres que estaban en el edificio en el momento del ataque comenzaron a concentrarse frente a los hospitales a la espera de información.

El presidente Iván Duque, que estaba de visita en el departamento de Chocó, anunció su regreso inmediato a Bogotá para una reunión de emergencia con la cúpula de seguridad. “Vamos al lugar de los hechos”, anunció en la red Twitter, en la que, además, reveló que instruyó a policías y militares “para determinar los autores de este ataque y llevarlos a la Justicia”.

En un intento por calmar los temores que desató el ataque suicida en la capital, el alcalde Peñalosa llamó a la sociedad a mantener la calma, informó que se reforzaron todas las medidas de seguridad en la capital colombiana y descartó la posibilidad de un nuevo atentado, según el diario local El Espectador.