La UE llega a un acuerdo “histórico” sobre nueva ley que contempla medidas para combatir la desinformación y los contenidos ilegales en Internet

La Unión Europea llegó este sábado a un acuerdo “histórico” sobre la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) que obligará a las plataformas de redes sociales, mercados y otros servicios de Internet a combatir la desinformación y los contenidos ilegales para proteger a los usuarios.

La nueva legislación sigue el principio de que “lo que es ilegal fuera de Internet debe serlo también en Internet”. Esto incluye una nueva normativa que exigirá a las plataformas en línea, como las redes sociales y los mercados, evaluar y gestionar los riesgos sistémicos que plantean sus servicios, como la apología del odio y la difusión de desinformación.