¿Una crisis alimentaria “artificial”?

• El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, denunció en una reunión dedicada a la crisis alimentaria mundial que Rusia ha apostado por el “chantaje” en lo que se refiere a las exportaciones de grano de Ucrania.

“Putin está impidiendo el envío de alimentos y utilizando agresivamente su maquinaria de propaganda para desviar o distorsionar la responsabilidad, porque espera que eso haga que el mundo ceda ante él y ponga fin a las sanciones. En otras palabras, sencillamente, es un chantaje”

• Blinken indicó que “hay alrededor de 20 millones de toneladas de trigo atrapadas en silos cerca de Odesa y en barcos literalmente llenos de grano que están atascados en el puerto de Odesa”

Rusia, por su parte asegura que “si no se resuelve este problema y la seguridad de nuestro país no está garantizada, ningún grano va a ninguna parte para nadie. Porque para nosotros el tema de la seguridad tiene prioridad absoluta”

• Rusia ha afirmado reiteradamente que no obstaculiza las exportaciones del grano ucraniano. Serguéi Lavrov recalcó que Moscú está dispuesta a “garantizar la seguridad de los buques que salen de los puertos ucranianos”

• Al mismo tiempo, subrayó que los militares rusos y turcos están ahora discutiendo los detalles del desminado de los puertos ucranianos para permitir la exportación de grano.

“Es un chantaje imponer sanciones ilegítimas de acuerdo con el derecho internacional; no la posición de Moscú”, señala Vladímir Brúter, experto del Instituto Internacional de Estudios Humanos y Políticos de Moscú, agregando que Rusia “no está obligada a abrir el puerto de Odesa” y que Ucrania tiene otras vías que puede utilizar para sacar el grano.

• También destacó que Rusia tiene derecho a reaccionar a las sanciones impuestas por Occidente como considere oportuno. Según Brúter, si el impedimento de las exportaciones de grano ucraniano es capaz de provocar una hambruna, como afirma Occidente, está claro que el problema es sistémico y no depende de las acciones de Moscú.

• Asimismo, criticó que Washington intente trasladar la responsabilidad de la crisis alimentaria a Rusia. “EE.UU. va a utilizar la crisis alimentaria, artificial y provocada por la política de sanciones de Washington, para estrangular a una serie de países con el fin de obtener un acceso ilimitado a recursos baratos o conseguirlos gratis a cambio de alimentos”, aclaró