Los precios del petróleo podrían alcanzar los 380 dólares por barril si Occidente impone topes al crudo ruso, advierten desde JPMorgan

 De acuerdo con los analistas del conglomerado financiero JPMorgan Chase & Co, los intentos de los países del G7 de reducir los ingresos de Rusia a través de la limitación de la cantidad de dinero que puede obtener por cada barril que vende, obligarían a Moscú a adoptar contramedidas.

Advierten que Moscú puede permitirse recortar la producción diaria de petróleo en 5 millones de barriles sin dañar significativamente su propia economía.

“Es probable que el Gobierno [ruso] tome represalias recortando la producción para infligir dolor a Occidente. La tensión en el mercado mundial del petróleo está del lado de Rusia”