Descubren que un parásito felino hace que los lobos sean más propensos a liderar la manada

Un equipo de científicos del Centro de Recursos del Parque Nacional de Yellowstone (EE.UU.) ha descubierto que los lobos infectados con el protozoo Toxoplasma gondii (T.gondii), que parasitan principalmente en felinos, tienden a convertirse en líderes de la manada y son más propensos a tomar decisiones arriesgadas.

Los investigadores, que realizaron sus observaciones entre 1995 y 2020 y analizaron muestras de sangre de 229 especímenes, concluyeron que los lobos contagiados con el parásito, que causa la enfermedad parasitaria toxoplasmosis, solían abandonar sus manadas antes que los sanos. Asimismo, registraron un aumento en sus niveles de dopamina y testosterona, lo que se traducía en un comportamiento más audaz.