Fuertes disturbios en Bruselas tras el partido entre Bélgica y Marruecos en el Mundial

Según los informes, decenas de personas salieron al centro de la ciudad provocando daños a vehículos y mobiliario urbano. Al menos un automóvil fue incendiado y la policía se vio obligada a intervenir utilizando cañones de agua y gases lacrimógenos.

Los incidentes estallaron después de que el primer gol marroquí fuera anulado, aumentado la tensión hacia el segundo tiempo, cuando unos 150 jóvenes reunidos en el centro de la capital belga prendieron fuego a un contenedor de basura y lanzaron petardos y fuegos artificiales