El ataque bolsonarista deja graves destrozos en el patrimonio histórico en Brasilia

El violento asalto el domingo a las tres sedes del poder político en Brasilia por hordas de bolsonaristas radicales dañó buena parte del patrimonio histórico y artístico y de los espacios privados en los que trabajan a diario las máximas autoridades brasileñas.

En el Palacio de Planalto, sede presidencial, ni siquiera se salvó el cuadro de ‘Las mulatas’, del pintor Di Cavalcanti. Según O Globo, los manifestantes llegaron a perforarlo por seis lados.