Prohíben la distribución de envases descartables

El plástico tarde entre 100 a 1000 años en en descomponerse.

Ya rige en la ciudad la ordenanza municipal N° 5582, que prohíbe la entrega de vasos, platos, cubiertos y sorbetes descartables para consumo dentro de comercios gastronómicos, con un plazo de 180 días para adecuarse a la disposición.

El Ejecutivo Municipal de Ushuaia promulgó y publicó en el Boletín Oficial, la ordenanza N° 5582, mediante la cual se prohíbe la entrega y el uso de envases descartables; vasos; platos; cubiertos descartables y sorbetes para consumo dentro de comercios gastronómicos.

Se trata de una iniciativa impulsada por el Movimiento “A Limpiar Ushuaia”, que fue analizada a lo largo de 2018 a partir de la presentación del proyecto en el Concejo Deliberante hasta la aprobación de la ordenanza, en diciembre pasado. Desde entonces, los comercios gastronómicos de la ciudad cuentan con un plazo de 180 días para adecuarse a la normativa.

De esta manera, Ushuaia se convierte en la primera ciudad de la Patagonia en regular la prohibición del uso de envases descartables para la generación de hábitos saludables,  sumándose a municipios como el de Pinamar y Villa Gesell, donde ya rige la misma disposición.

De acuerdo al articulado de la ordenanza N° 5582, el Municipio deberá promover el cumplimiento de la misma mediante campañas de reducción y reutilización de productos descartables, e impulsar la implementación de precios diferenciales para la recarga de bebidas o alimentos que se expenden en envases descartables, utilizando el mismo recipiente.

Asimismo se dispuso el régimen de sanciones para los comercios gastronómicos que no cumplan con la disposición, transcurridos los 180 días de adecuación: apercibimiento, la primera vez que se encuentre en falta y multa graduable entre 100 y 3.000 UFA (Unidad Fija a Aplicar), la segunda vez.

En caso de reincidencia de incumplimiento dentro de los tres años de la primera sanción, se aplicará una nueva multa graduable entre 200 y 6.000 UFA. La sanción más grave prevé la clausura del local comercial, cuando se registre una reincidencia dentro del mismo año.