El Glaciar Martial afectado por las altas temperaturas

Fotografías de profesionales y turistas que se acercaron al Glaciar Martial luego de la sofocante ola de calor que azotó a la provincia, permiten observar el deterioro que padeció la imponente masa de hielo.

Pasada la alegría que trajo consigo la ola de calor que permitió a los habitantes de Ushuaia disfrutar del sol y las playas con insólitas temperaturas que superaron los 28 grados centígrados, quedan las consecuencias.

Durante los últimos días comenzaron a publicarse fotografías del estado actual del Glaciar Martial, una de las principales fuentes de agua dulce que proveen al sistema de agua potable de Ushuaia. En una de las imágenes tomada al cuerpo oeste del glaciar, puede verse claramente el derretimiento sufrido en los últimos días y la aparición de una grieta que deja al descubierto las piedras que hay debajo de la gran mole de hielo.

En otras fotografías tomadas por turistas, también se puede observar un importante derretimiento del hielo como consecuencia de las altas temperaturas sufridas.

De acuerdo a datos publicados por la revista de divulgación científica La Lupa, “el agua que consumimos en nuestros hogares nace en las montañas que rodean la ciudad. Actualmente, la ciudad de Ushuaia cuenta con tres plantas potabilizadoras que extraen y potabilizan el agua necesaria para abastecer a toda la ciudad. La planta N° 2 se encuentra camino al Glaciar Martial y extrae agua del Arroyo Buena Esperanza. La planta N° 3, ubicada en el valle de Andorra potabiliza el agua que viene del Arroyo Grande. La planta N° 4 es la más reciente, se localiza camino al Parque Nacional y extrae agua del Río Pipo para abastecer a toda la zona oeste de la ciudad.

De acuerdo con la Declaración Provisional de la Organización Meteorológica Mundial sobre el estado del clima, la temperatura global media en 2018 fue el 4º más alto en el registro, casi 1°C por encima de la era pre industrial.

El derretimiento de los glaciares es consecuencia del cambio climático, al igual que el aumento del nivel del mar, el calor oceánico y la acidificación  y el derretimiento del hielo marino que continúan mientras el clima extremo deja un rastro de devastación en todos los continentes.
“No estamos en vías de cumplir los objetivos del cambio climático y frenar los aumentos de temperatura,” dijo el Secretario General de la OMM, Sr. Petteri Taalas. “Las concentraciones de gases de efecto invernadero están una vez más en niveles récord y si la tendencia actual continúa, podemos ver que la temperatura aumenta a 3-5°C a finales de siglo. Si explotamos todos los recursos de combustibles fósiles conocidos, el aumento de la temperatura será considerablemente más alto,” dijo.