Malvinas, política de Estado

El monumento a Malvinas en la ciudad de Ushuaia.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, presentó ante el Congreso un proyecto de ley para que la cuestión Malvinas y de las islas del archipiélago argentino sea formalmente declarada como una política de Estado, de modo tal que cualquier iniciativa de gobierno sea debatida y aprobada por el parlamento.

“Estamos convencidos de que con esta propuesta estamos dando un paso firme para estar atentos en cuanto a lo que se hace o se pretende realizar en la cuestión Malvinas”, puntualizó la mandataria provincial, cuya iniciativa se divulgó durante un abrazo simbólico al Monumento a Malvinas, en la ciudad de Usuahia.

Uno de los objetivos del proyecto es blindar al archipiélago argentino de cualquier medida que atente contra la soberanía argentina, como por ejemplo el acuerdo Foradori-Duncan, mediante el cual el gobierno de Mauricio Macri se comprometió a “remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos”. El texto de ese documento que fue rechazado por buena parte de la oposición y los centros de ex combatientes señaló, además, que la soberanía continuaría siendo “una cuenta pendiente” entre ambos países.

La propuesta de ley fue presentado junto con la adhesión de diez mil firmas obtenidas en la página web change.org/leymalvinas, además de las planilla distribuidas en diferentes puntos de la provincia y Casa Tierra del Fuego en Capital Federal, según consignó un comunicado.