Chocó, huyó y mientras escapaba, volvió a chocar

El conductor manejaba ebrio y, como resultado del episodio, una niña de 11 años debió ser internada.

Una insólita seguidilla de accidentes vehiculares protagonizados por un mismo conductor ebrio tuvo lugar ayer en las calles de Ushuaia.

A primera hora, efectivos de la Policía de la Provincia fueron convocados a un siniestro vehicular en la intersección de las calles 12 de Octubre y Provincia Grande.

Allí, los efectivos constataron que un vehículo Chevrolet había colisionado a un Volkswagen Gol, en el cual además del conductor viajaba una niña de 11 años que aquejaba dolencias, por lo que debió ser trasladada al Hospital.

Inmediatamente después del impacto, el conductor del Chevrolet -identificado luego como Julio Salvatierra- se dio a la fuga y durante su huída protagonizó otro choque, esta vez en la esquina Marcos Zar.

Según fuentes policiales, Salvatierra colisionó allí a un Peugeot 408, cuyo conductor descendió y comenzó a reñirse a golpes con Salvatierra y su hermano, que también viajaba en el Chevrolet.

Acto seguido, se presentó en el lugar personal policial que detuvo la riña y junto a personal de Tránsito realizó los controles pertinentes. Como resultado de los exámenes de alcoholemia se obtuvo que tanto Salvatierra como su hermano estaban completamente alcoholizados, por lo que fueron detenidos por contravención y puestos a disposición de la Justicia.