Energía limpia para Tierra del Fuego

La planta Mareomotriz de Sihwa Lake, en Corea del Sur. Situada, tal y como su nombre indica, en el lago Sihwa.

El diputado Gastón Roma presentó en el Congreso de la Nación un proyecto para montar una usina mareomotriz en la zona de San Sebastián.

Centrado en la transformación de la matriz productiva y energética de la Provincia, el diputado fueguino Gastón Roma presentó un proyecto de ley para la construcción de una usina mareomotriz en la Bahía de San Sebastián. Estaría ubicada entre el cabo de San Sebastián y la Punta de Arena de la Península del Páramo, a los fines de generar energía limpia, afirmando que “sin energía no hay futuro”.

Consultado respecto al financiamiento, el autor del proyecto sostuvo que podría realizarse mediante la sancionada ley de participación público-privada, generando muy bajo costo al estado nacional y nulo al provincial.

Tierra del Fuego cuenta con innumerables potencialidades de sus recursos naturales, capacidades técnicas y el potencial para abastecer la creciente demanda energía, motivo por el cual Roma comentó: “explotar este tipo de energías permite desarrollar una economía sustentable, aprovechado las externalidades positivas que brinda la energía mareomotriz”.  Además, agregó que “este tipo de proyectos permiten diversificar y dinamizar la industria local dado que se establece como una fuente generadora de empleo genuino y nuclea, a vez, un conjunto de industrias afines para la construcción y la provisión de los respectivos insumos”.

En los últimos años, alrededor de 118 países han establecido políticas de apoyo o metas de utilización de energías renovables para transformar su matriz energética y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Al mismo tiempo, un estudio de la Organización de las Naciones Unidas afirma que el mundo requerirá un aumento en la producción de estas energías de hasta 20 veces para el año 2050.

“Como Provincia debemos comenzar a instalarnos a la vanguardia y alinearnos con los ejes que el mundo plantea”, sostuvo Roma. En sintonía, el diputado enumeró algunas de las potencialidades de la energía mareomotriz afirmando que: “al transformar las corrientes de ríos y mares en energía eléctrica de alta disponibilidad, bajo costo y escaso impacto ambiental no sólo estaríamos proporcionando energía autóctona que evita la dependencia energética de combustibles fósiles sino que además estaríamos desarrollando nuevas tecnologías y originando nuevas fuentes de empleo genuino para todos los fueguinos”.