El próximo viernes el centro de esquí Cerro Castor inaugura su Temporada 2019

Las primeras nevadas han caído en la ciudad fueguina, vistiendo de blanco las calles, los paisajes agrestes y los picos, dando la bienvenida a la estación invernal. En este escenario, el viernes 28 de junio Cerro Castor abrirá sus puertas para que los fanáticos de los deportes extremos puedan disfrutar de la mejor calidad y la mayor cantidad de nieve del país.

La pista de patinaje y la Morada del Águila, el tradicional restaurante ubicado en la base de la montaña, ya están habilitados para recibir a los visitantes con una gran dosis de diversión y con los mejores platos típicos ushuaienses. 

En el marco de la celebración de sus 20 años, el cerro da inicio a la temporada de invierno con novedades y renovaciones de espacios a lo largo de la montaña, que harán de la estadía de cada turista una experiencia única.

Morada del Águila reacondicionó su cocina ampliándola con el fin de ofrecer una mejora en la calidad del servicio al comensal. Además, se modernizó el mobiliario del salón y quedará a la vista de los más de 150 comensales la parrilla de cordero fueguino, la estrella de la Morada.

Con el objetivo de ofrecer la mejor calidad en servicios para los esquiadores, Cerro Castor llevó a cabo un reacondicionamiento en las pistas y extendió la red de nieve artificial en la pista Albatros, ubicada en la zona este de la montaña. La totalidad de kilómetros de pistas con nieve fabricada es de 11 km en toda la montaña, cubriendo así el 30% de pistas con 28 cañones y lanzas.

Hace 20 años, a tan solo 26 km de la ciudad de Ushuaia, abría sus puertas el centro de esquí más austral del mundo: Cerro Castor. Desde entonces se transformó en emblema de innovación y modernidad, además de que destacaba el principal diferencial del destino: contar la mejor calidad de nieve del país.

Hoy Cerro Castor ofrece inmejorables condiciones para disfrutar múltiples opciones de deportes y entretenimiento: 34 pistas con diferentes niveles de dificultad, 12 medios de elevación, el snowparkmás grande de Sudamérica, 1 circuito de skicross, 1 área para principiantes y fuera de pista, todo en un predio de más de 650 hectáreas esquiables. Desde 2018 sumó una pista de patinaje sobre hielo, y cuenta con una amplia red de nieve artificial, garantizando nieve hasta la base durante toda la temporada.

Desde sus inicios, este emprendimiento familiar, se distinguió por ser el destino de contratemporada elegido por los principales equipos de esquiadores internacionales. Sus pistas homologadas por la FIS (Federación Internacional de Esquí) y su calidad de nieve lo equiparan con los principales centros europeos.