Quemaron 38 kilos de droga

Se trata de estupefacientes incautados en lo que va de 2019, en el marco de distintos procedimientos librados por Fuerzas Federales conjuntamente con la Policía Provincial. ‘Esta porquería tiene que terminar en los hornos’, enfatizó el secretario de Seguridad, Javier Eposto.

El secretario de Seguridad de la provincia, Javier Eposto, encabezó -este lunes- una nueva e importante quema de droga en la ciudad de Río Grande, secuestrada en sendos operativos efectuados a lo largo del corriente año.

Invitado por la jueza Mariel Borruto, el funcionario estuvo presente en los hornos donde se depositaron un total de 38 kilos de estupefacientes, y se pronunció muy contento por el hecho “de poder mostrar donde termina la droga”.

“Agradezco a todas las fuerzas federales y a la Policía Provincial, por su excelente accionar. Hemos hecho un trabajo muy prolijo con la Policía Aeroportuaria en Aeroparque y Ezeiza con las mulas, y hemos detectado muchas personas que fueron puestas a disposición de la Justicia”, celebró Eposto.

En este sentido, el Secretario advirtió que, de haber esa droga llegado a destino, habría “muchos más chicos contaminados”, motivo por el cual festejó el buen trabajo que se llevó adelante estos últimos años, durante la actual gestión de Gobierno.

“La lucha contra el narcotrafico es política de Estado en esta provincia; está a las claras por la gran cantidad de operativos y el secuestro de estupefacientes que hicimos. La porquería tiene que terminar en estos hornos, y es muy importante poder mostrarle a la sociedad dónde termina la droga”, sentenció Javier Eposto.