Ópticos destacan el programa municipal de salud visual

Con su puesta en marcha niños y niñas de la ciudad reciben atención preventiva y oportuna de su salud visual, accediendo, además, a lentes de manera gratuita en los casos que se detecten como necesarios, algo fundamental para el desenvolvimiento efectivo de las infancias en el área educativa y en la vida recreativa.

Los ópticos que participan conjuntamente con el Municipio en el Programa Municipal de Salud Visual, destacaron la importancia del mismo, no sólo como facilitador de espacios de salud sino también en la detección temprana de los problemas visuales en las infancias.

Al respecto Martín Anes, propietario de “Ópticas del Sur”, afirmó que “acá hay un compromiso social que se asumió. El Municipio y las ópticas nos reunimos para establecer pautas claras y así sobrellevar este momento difícil de la economía para tantas familias de nuestra ciudad”.

“La cantidad de chicos y chicas que se anotan en el programa es una muestra directa de cómo impactó el programa en la comunidad”, aseguró.

Finalmente, Anes añadió que “es muy importante la primera intervención con los chicos, sobre todo en los sectores más vulnerables dónde no hay fácil acceso a este tipo de controles y a quiénes, además, se les dificulta adquirir su primer par de anteojos en caso de necesitarlo”, y destacó: “Este programa, brindando la atención necesaria y los lentes que tantos niños necesitan, ayuda a solucionar problemas de desenvolvimiento en el colegio y a llevar una vida en situación de igualdad de oportunidades”.

Por otra parte Osvaldo López, dueño de “Óptica López”, dijo que “por la cantidad de recetas y de casos que hemos logrado detectar junto al Municipio en estos días de trabajo, el programa ha logrado una eficaz y oportuna detección de casos, logrando que esos chicos estén en condiciones de igualdad en la escuela. Esos chicos que tienen problemas de salud visual están en desventaja del resto si no se los detecta a tiempo”.

Además, sostuvo que “el trabajo que se está haciendo también soluciona el problema de los turnos, ya que, si bien hay muchos oftalmólogos, la gente que no tiene obra social, así como también aquellos que sí la tienen, piden los turnos y se los dan de acá a un mes en adelante. Por eso tener a un equipo de oftalmólogos a disposición de los niños y niñas para resolverles el problema, es fundamental”.

Respecto del trabajo llevado adelante, López expresó que desde el inicio “no queríamos estar afuera, queríamos participar, bajamos todos los precios, nos pusimos de acuerdo con el Municipio y estamos trabajando muchísimo”.

“Es una enorme satisfacción cuando se les entrega los lentes a los chicos, esa sonrisa es el pago de todo el trabajo llevado adelante”, concluyó.