Lanzan créditos de hasta $160 mil para jubilados, titulares de pensiones y de la AUH

La Casa Rosada anunciará el relanzamiento -a través de la Anses- de un millonario paquete de créditos para los sectores más afectados por la recesión y la inflación. La tasa estará muy por debajo de las opciones que esa parte de la población tiene al alcance hoy, en torno de 150%.

Los beneficiarios serán jubilados y titulares de pensiones no contributivas, de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de asignaciones familiares. Los fondos saldrán del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que concentra los recursos de Anses y, si sigue el modelo vigente, los plazos de amortización llegarán en los casos más largos hasta los 60 meses. El anunció se hará el próximo lunes 8 de abril.

Una de las incógnitas a despejar es la tasa de interés, afectada a su vez por los movimientos del Banco Central para controlar al dólar. Por caso, la tasa promedio de Leliq alcanzó ayer el 68,15%. El 8 de marzo pasado era del 57%.

Dos fuentes oficiales dijeron a La Nación que la tasa de los nuevos créditos será de entre el 48% y el 52%. No es un número ingenuo: está por debajo de otras opciones del mercado, pero al mismo tiempo por encima de la inflación, estimada a esta altura del año en el 32% para 2019. Además, tiene un alto índice de cobrabilidad, dado que los descuentos se hacen sobre los beneficios que reciben los titulares.

El tope máximo hoy es de $80.000, mientras que el nuevo programa otorgará hasta el doble. El jubilado que acceda al crédito máximo debe tener una jubilación por encima de la mínima o una jubilación más una pensión (un tercio de la población de SIPA cobra por sí misma y por su cónyuge).

Fuentes oficiales explicaron que una de las versiones que se barajan contempla poner a disposición de los tomadores unos $17.000 millones mensuales. Pero desde la Anses sostuvieron que se tratará de una cifra mayor y no tendrá un límite mensual, dado que la demanda más gruesa de préstamos se hace en los primeros días tras el anuncio.

La fórmula de ajuste previsional estipula cuatro subas en el año: marzo, junio, septiembre y diciembre. Además de las jubilaciones, se le aplican al salario familiar, a las pensiones no contributivas y a la AUH. Los ajustes harán que los beneficiarios tengan mayor capacidad de pago. Dado que el monto de esos créditos se define a partir de la relación cuota del préstamo-ingreso (la primera no puede superar el 30% del segundo), los beneficiarios tienen más espacio para tomar deuda.

No es la única mejora que presentará la Anses en los renovados créditos. En algunos casos, además, podrán tomarlos jubilados de hasta 90 años. En la versión vigente hasta ahora el límite de edad era de 88.

Desde la mirada política, los créditos tendrán un impacto “netamente reactivante”, como lo definió un funcionario, debido a que apunta a sectores con escasa capacidad de ahorro que vuelcan lo que tienen al consumo. Un ejemplo: hoy la jubilación mínima es de $10.098,03 y la recibe aproximadamente la mitad de la población. Se descuenta que esos números no permiten ahorrar. El consumo es, además, uno de los reglones más golpeados en la gestión de Mauricio Macri. Según el Indec, las ventas en supermercados cayeron 10,5% en enero, mientras que en shoppings cerraron con un desplome de 15,5%.