Confirmaron a la Argentina como mercado emergente

La Argentina, un paso más arriba en el contexto mundial.

MSCI, la empresa que confecciona índices utilizados por inversores internacionales, anunció el retorno tras nueve años de la Argentina como mercado emergente y tendrá una participación del 0,26% en el indice global.

La firma informó que ocho valores argentinos se sumarán a su índice de mercados emergentes: Banco Macro; BBVA Banco Francés; Globant; Grupo Financiero Galicia; Pampa Energía; Telecom; Transportadora de Gas del Sur e YPF.

La compañía informó que a partir del 29 de mayo estas acciones pasarán a formar parte del panel general que integra el mercado de emergentes.

La firma ya había anunciado que la Argentina pasaría del lote de mercados de frontera al de emergentes, pero eso dependía de que el Gobierno no aplicara controles de capitales. “Ocho acciones argentinas serán sumadas a un peso agregado del 0,26% del MSCI Emerging Markets Index”, detalló la empresa en un comunicado.

En febrero de este año, la firma había comunicado que mantendría “excepcionalmente” a la Argentina como mercado de frontera sin alterar la categoría de “emergente” que había alcanzado el año pasado. De este modo, la Argentina se unirá a los de países como China, Brasil, Colombia o Rusia dentro de la categoría Mercado Emergente, y dejará el grupo de Mercados Frontera.

Según lo anunció la compañía Morgan Stanley Capital International (MSCI) también pasará a integrar este lote Arabia Saudita.

También conocidos como economías emergentes o países en desarrollo, los mercados emergentes son las naciones que están invirtiendo en mayor capacidad productiva para diversificarla. Son importantes porque impulsan el crecimiento en la economía global.

En teoría, los mercados emergentes se están alejando de sus economías tradicionales, basadas en la agricultura y la exportación de materias primas. Los líderes de los países en desarrollo desean crear una mejor calidad de vida para su gente. Se están industrializando rápidamente y están adoptando un mercado libre o una economía mixta.

Esta nueva calificación podría permitir el ingreso de inversiones por montos de entre 3.500 millones de dólares y 10.000 millones según estiman los más optimistas. Inversores y fondos son los que analizan permanentemente los informes del MSCI para decidir en qué activos colocar capitales.