Paseo del Bajo: cuáles son las claves en la nueva autopista porteña

El corredor vial de 7,1 kilómetros conecta el camino Buenos Aires-La Plata con la Illia con carriles exclusivos para el tránsito pesado y accesos rápidos.

El Paseo del Bajo quedó inaugurado oficialmente por el presidente Mauricio Macri esta mañana, desde ahora en más quedó habilitado para que circulen los primeros camiones y ómnibus por el trayecto que consta de 7.1 kilómetros de extensión y que se trazó por vía subterránea en el barrio de Puerto Madero y conecta las autopistas Buenos Aires-La Plata con Illia en 10 minutos.

De acuerdo a la Secretaría de Transporte de la Ciudad, primero se van a abrir las salidas de las autopistas 25 de Mayo, Buenos Aires-La Plata, Retiro al Norte, Retiro al Sur, calle 14 e Illia.

Posteriormente, se abrirán las entradas por las autopistas Illia/ Puerto y Retiro, para así hacer la apertura de la entrada Sur-Norte: Retiro, 25 de Mayo y Buenos Aires- La Plata.

En horas del mediodía se va a realizar el operativo en el Puerto Sur, donde los camiones que salgan o vayan para esa zona van a poder entrar al Paseo del Bajo por la autopista Buenos Aires – La Plata y la 9 de Julio Sur.

Por la tarde se dará la apertura del Nudo Retiro donde se abrirá la avenida Antártida Argentina, que estaba cerrada por la obra, y otras calles aledañas para permitir que micros de larga distancia conecten por el Paseo del Bajo con la estación de Retiro y también los particulares por las calle habituales.

El Paseo del Bajo va desde la avenida Brasil y la bajada de la autopista 25 de mayo, hasta el peaje Retiro de la autopista Illia, con un ramal de ingreso a la Terminal de Ómnibus de Retiro y otro que conecta con el Puerto de Buenos Aires.

Consta de 12 carriles, 4 de vía rápida y exclusivos para camiones y micros de larga distancia, 2 sentido al norte y 2 sentido al sur, de 3,5 metros de ancho cada uno; 8 carriles para vehículos livianos: 4 de ellos sobre avenida Alicia Moreau de Justo – Antártida Argentina con sentido norte y otros 4 sobre la avenida Ingeniero Huergo – Madero con sentido al sur.

Los vehículos pesados y ómnibus de larga distancia podrán hacer este camino en apenas 10 minutos, mientras que los livianos se ahorrarán más de la mitad del tiempo, tardando casi 20 minutos, en comparación con los 47 que llevaba realizar el mismo trayecto.