Lavagna aseguró que el gobierno le pidió que baje su candidatura

El candidato a presidente de Consenso Federal nombrar a quienes le habrían hecho la propuesta. Se quejó por la polarización.

El candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró que el oficialismo le pidió «en reiteradas ocasiones» que baje su candidatura.

“Hay jugadas sucias, en la medida en que (Cambiemos y el kirchnerismo) están relativamente parejos en las encuestas, empiezan a hacer cosas que exceden lo estrictamente legal, comienzan a hostigar de un lado y del otro. En el caso mío, el oficialismo me ha pedido expresamente, en varias oportunidades, que me baje de la candidatura”, aseguró, sin dar nombres, Lavagna este miércoles en diálogo con Radio 2, de Rosario.

El mes pasado, el ex ministro de Economía había sido citado a declarar por el fiscal Jorge Di Lello en el marco de la investigación por el supuesto ofrecimiento de dinero que había recibido para declinar su candidatura, hecho que Lavagna negó rotundamente.

“No puedo decir que conozca casos, pero hay comentarios de empresarios que ofrecen dinero a cambio de bajar candidaturas; de listas que de repente se bajan misteriosamente y lo hacen contentos. Eso hace sospechar porque no hay protestas y lo hacen dócilmente”, comentó ahora, en la entrevista con Radio 2.

La investigación había sido abierta de oficio por Di Lello, después de que Jorge Fontevecchia, CEO de Editorial Perfil, publicara el dato en una de sus columnas en el diario. Sin embargo, la causa fue archivada tras la negativa del economista y otros testigos a ratificar y explicitar el trascendido periodístico.

Lavagna viajó este miércoles a Santa Fe para, en el marco de la campaña, realizar una recorrida junto al gobernador socialista Miguel Lifschitz.

El candidato de Consenso Federal también apuntó contra los medios. “La polarización sobre todo a nivel de medios en las últimas semanas ha sido brutal. Pero la sociedad tiene una demanda distinta”, aseguró a la vez que pidió no votar desde el odio. “Hay que pensar que en las PASO no se obliga a votar a alguien ni contra alguien».