Confirmaron que el arma con la que intentaron asesinar a CFK funciona perfectamente

La Justicia confirmó que el arma que empuñó Sabag Montiel y con la cual le gatilló en la cabeza a Cristina Kirchner funciona perfectamente.

El arma usada en la noche del jueves por el acusado de atentar contra la vida de la vicepresidenta Cristina Kirchner estaba “apta para disparar”, confirmaron fuentes judiciales en relación a la investigación.

“El arma estaba apta para disparar”, explicaron fuentes del caso en relación a la Bersa calibre 32 de uso civil secuestrada al agresor, Fernando André Sabag Montiel, quien será indagado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti, una vez que se reciban resultados de medidas de prueba ordenadas.

Aunque los primeros indicios apuntaban que el arma, además de estar cargada, estaba en condiciones de ser utilizada, las pericias que se practicaron sobre la Bersa calibre 32 confirmaron que es apta para ser disparada.

Los pesquisas de la Policía Federal Argentina dijeron que la pistola tenía cinco balas en su cargador y que en su base posee una numeración parcial con el número 250.

El arma es una pistola semiautomática y que el calibre también es conocido como el 7.65 milímetros.

Fuentes policiales habían informado más temprano que se encontró un total de 100 proyectiles calibre 9 milímetros en el allanamiento realizado en la casa en que vive el agresor en el partido bonaerense de San Martín

Los proyectiles fueron hallados repartidos en dos cajas de 50 cada una, en una vivienda situada en Uriburu al 700 de ese partido bonaerense, que Sabag Montiel alquilaba desde hacía ocho meses como vivienda particular.