Avanza en diputados el proyecto para prevención y ayuda sanitaria

Hospital Militar Reubicable de Nivel III

Tal como lo comentó semanas atrás su autor, el Diputado Nacional por el PRO Carlos Gastón Roma, el proyecto ya se encuentra ingresado en la Cámara Baja. Está previsto que se trate en comisión antes de fin de año.

“Hace varias semanas que venimos trabajando en este proyecto; costó, pero les aseguro que va a ser un antes y un después respecto a emergencias sanitarias” afirmó el legislador. Se trata de la adquisición de un Hospital Militar Reubicable de Nivel III y la recuperación del Hospital Militar reubicable de Nivel II. Ambos mejorarían la subcapacidad de sanidad militar aeromóvil contribuyendo al despliegue sanitario rápido, el cual generaría mayor capacidad de respuesta ante crisis, emergencias, catástrofes, desastres naturales e, incluso, conflictos bélicos.

“Somos un país referente a nivel mundial en relación a la atención sanitaria, respuesta inmediata y capacidad de despliegue, así lo han demostrado nuestras Fuerzas Armadas con las acciones llevadas a cabo en diferentes operaciones” sostuvo el Diputado, y agregó: “Con esta adquisición vamos a poder contar con un servicio sanitario completo y de vanguardia en cuestión de horas, independientemente del punto del país a dónde se quiera llegar ante una situación de riesgo”.

Cabe destacar que nuestro país ya cuenta con dos de estos hospitales. Uno fue desplegado en la República de Haití desde el año 2004; el otro en cambio, se encuentra en condiciones de deterioro avanzado y disminuido en su capacidad sanitaria debido al desgaste sufrido por el uso intensivo de diferentes despliegues, tales como el despliegue ante la epidemia del cólera, la lucha contra la pandemia de gripe A H1 N1 o su empleo en la República de Chile asistiendo luego del terremoto. Debe mencionarse que los módulos y equipos de ambos tienen una antigüedad de más de 32 años, acelerándose la degradación de sus materiales debido a las condiciones extremas en las que tuvo que operar a lo largo de su vida, lo que se traduce en una capacidad de respuesta algo más lenta y limitada.

“Los primeros momentos son cruciales para las víctimas ante cualquier catástrofe, entonces, si incorporamos este tipo de medios de despliegue rápido que permiten montar un módulo sanitario en aproximadamente 60 minutos, se minimizarían tanto el impacto en la sociedad como la cantidad de heridos ante cualquier evento” afirmó Roma, enfatizando siempre en la importancia de tener este servicio a disposición de todos los argentinos.