Quita de impuestos para la actividad científica antártica

A través de un proyecto de ley, Gastón Roma propone que todos aquellos bienes relacionados a cualquier actividad científica que se desarrolle en el continente blanco quede exceptuada del impuestos.

La exención propuesta por el proyecto del diputado fueguino Gastón Roma, contempla tanto a personas físicas como jurídicas -nacionales e internacionales- que tengan competencia específica en la ejecución de investigaciones científicas o tecnologías antárticas.

Para poder acceder al beneficio, los proyectos en cuestión deberán estar certificados por el Instituto Antártico Argentino, o bien deberán cumplir los requisitos establecidos en el Decreto 2316/90 de Política Nacional Antártica. Al mismo tiempo, la norma contempla de igual manera a aquellos proyectos científicos que cumplan con los requerimientos sugeridos por el SCAR (Scientific Committee on Antarctic Research-Comité Internacional de Investigación Científica Antártica).

Si bien la flexibilización impositiva propuesta por Roma es de amplio alcance en cuanto a materiales, el texto deja en claro que el proyecto de ley no invalida el pago de las responsabilidades emergentes de depósitos o servicios logísticos que las personas físicas o jurídicas requieran o puedan llegar a requerir para su ulterior traslado a la Antártida o desde la misma.

“El objetivo principal de este proyecto de ley es fomentar a Tierra del Fuego como una enclave geoestratégico y geopolítico” afirmó Roma, autor del proyecto. En sintonía, agregó: “Nuestra Provincia es una plataforma natural operativa, logística, académica, científica y educativa para la comunidad nacional e internacional y cuenta con todas las potencialidades para brindar una serie de servicios que le permitan posicionarse en el mundo como la principal puerta de entrada al continente blanco”.

Comprometido con la causa, el diputado comentó: “Contar con un régimen impositivo y aduanero simplificado será también un atractivo para países de la comunidad antártica, que hasta el momento optan por utilizar puertos en la República de Chile o bien en las islas Malvinas, producto de las dificultades que encuentran hasta el presente en nuestro país para todo material que se considera ‘en tránsito’”.

Cabe destacar que otros países de la comunidad antártica desisten de continuar trabajando y operando con nuestro país, a pesar de firmar convenios de cooperación para la investigación en la Antártida a causa de lo complejo, burocrático y en oportunidades ofensivo sistema aduanero para todo material científico bajo la calificación en tránsito.