Paro de pilotos: la medida de fuerza comienza a las 6 de la mañana de hoy

48 horas sin vuelos.

Los sindicatos que nuclean a los pilotos de líneas aéreas desconocieron la conciliación obligatoria dictada por la cartera de trabajo de Nación, y ratificaron la vigencia del paro total de actividades por 48 horas. La medida de fuerza comienza a las 6 de la mañana de hoy. En el caso de Tierra del Fuego, la protesta afectará a 9 de los 13 vuelos previstos para este jueves, la totalidad de los viernes y los 4 primeros del sábado.

Los pilotos de todas las aerolíneas de capitales nacionales pararon a partir de las 6:00 de la mañana del hoy por 48 horas. La medida de fuerza fue ratificada, pasadas las 20:00 de ayer, por el Secretario General de la Asociación de Pilotos Líneas Aéreas, por entender que la instancia de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo “está agotada”.

La paralización de la operatoria aerocomercial de cabotaje afectará 9 de los 13 vuelos que estaban previsto arribarán hoy a Tierra del Fuego (11 a Ushuaia y 2 a Río Grande), la totalidad de los vuelos del viernes y parcialmente los del sábado.

En principio no se verían afectados por la huelga de pilotos de Latam Argentina, Avianca Argentina, Andes, Aerolíneas Argentinas y Austral, 3 vuelos a Ushuaia y 1 a Río Grande que despegarían de Aeroparque y Ezeiza antes de la hora de inicio de la protesta, y aquellos que lo hagan después de las 6:00 del sábado.

La medida de fuerza fue decidida por la Asociación de Pilotos Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores Líneas Aéreas (UALA) en el marco del conflicto laboral con la Administración Nacional de la Aviación Civil, por la vigencia de la resolución de la ANAC que modificó la reválida de licencias extranjeras de pilotos.

Según voceros de APLA y UALA, la intención del Gobierno es facilitar la contratación de pilotos extranjeros no sindicalizados y de pilotos argentinos que trabajan en el extranjero. “De este modo nos quieren reemplazar en caso de huelga”, afirma uno de los comunicados difundido por los sindicatos.