Homenaje al capitán de navío Ernesto Manuel Campos

La ceremonia fue presidida por el Comandante del Área Naval Austral.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo del Capitán de Fragata Federico Alderete, quien recordó los primeros pasos de Campos en la Armada, y detalló todo el derrotero de los méritos del Gobernador tan recordado por la comunidad ushuaiense.

Hoy al mediodía en el cementerio de Antiguos Pobladores de Ushuaia, las máximas autoridades del Área Naval Austral recordaron al Capitán de Navío de la Armada Argentina Manuel Campos, quien fuera Gobernador de Tierra del Fuego durante tres períodos consecutivos, desde 1958 hasta 1963.

La ceremonia fue presidida por el Comandante del Área Naval Austral, Contralmirante Eduardo Antonio Traina, acompañado por el Jefe de Estado Mayor, Capitán de Navío Luis Rafael Sgrilletti; el vicegobernador Juan Carlos Arcando; representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, ex combatientes y la presencia especial de Cecilia Daviou Campos, nieta del marino.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo del Capitán de Fragata Federico Alderete, quien recordó los primeros pasos de Campos en la Armada, y detalló todo el derrotero de los méritos del Gobernador tan recordado por la comunidad ushuaiense.

“En sus primeros años de servicio naval activo, integró las dotaciones del crucero ARA ‘Almirante Brown’, el guardacostas ARA ‘Independencia’, cursó estudios en la Escuela de Aplicación en la Especialidad Armamento y posteriormente prestó servicio en el rastreador ARA ‘Spiro’, el torpedero ARA ‘Córdoba’ y el transporte ARA ‘Ushuaia’ en 1943. Este último destino marcaría no solamente su vida personal, sino también la de toda una comunidad que hoy honra su nombre”, expresó el Capitán Alderete.

Agregó que “en sus primeros pasos como Ayudante Secretario del Gobernador Marítimo, cargo que ejerció con profunda vocación, recibió en 1944 la directiva de traer navegando desde Río Santiago, en la provincia de Buenos Aires, al remolcador ARA ‘Olco’ y la lancha patrullera ARA ‘Zurubí’, que aún hoy se encuentra en aguas de esta bahía”. El éxito de esta última misión lo ligaría eternamente a la ciudad más austral del territorio.

Por último remarcó que “la excelente administración de los recursos disponibles, tanto del Territorio de Tierra del Fuego como los provistos por el Gobierno Nacional, posibilitó la concreción de numerosas obras que permitieron el inicio del desarrollo insular, y contribuyeron significativamente al bienestar de la población que hoy lo recuerda con orgullo. Sin dudas, su visión del mundo a través del manejo de recursos y logística, desarrollando proyectos y generando efectos, características propias del ámbito militar; sumado a su marcada bonhomía, hicieron que su nombre trascienda en el tiempo como excepcional marino y gran gobernante”.

Entre sus más grandes logros se destacan la inclusión de Tierra del Fuego en la Ley Nacional 14.773, para el manejo de hidrocarburos y la obtención de sus regalías; además de la concreción de las bases para los servicios de comunicación, eléctricos, agua potable, construcción de nosocomios para atención de la salud, construcción de viviendas accesibles para la población; también sentó las bases para el desarrollo sustentable de la actividad agropecuaria y forestal; y un ambicioso plan para que el turismo sea hoy una de las mayores actividades de la región.

Para finalizar la ceremonia, las autoridades colocaron ofrendas florales donde descansan los restos del marino.