El megapase 2 de Bertone

Más de 600 nuevos ingresos y planta política están accediendo a la planta permanente del Gobierno, son los últimos manotazos de ahogado de Rosana Bertone para salvar su gestión de una derrota que a estas alturas es inevitable.

Lo que se dará en llamar el Megapase de Bertone no es más que un intento desesperado de la Gobernadora de mantener su posición de privilegio, de esta manera y a pesar de ir en contra del Pacto Fiscal firmado con la Nación, Bertone no solo pondrá en jaque las cuentas públicas sino que en el caso que gane Melella la Gobernación le dejará una bomba de tiempo muy difícil de desactivar.

Con la premisa votala a Bertone porque si pierde te echan, es la campaña de miedo que se está instaurando en Casa de Gobierno, entre los funcionarios hablan de que si pierde Bertone van presos.

Los nuevos ingresantes provienen de diferentes extracciones políticas que incluyen punteros de la alianza UCR-Cambiemos, punteros de Myriam Martínez y Andrea Freites, de Raúl Von der Thusen, punteros de Lilian Corvalan con Fuerza Justa y de Mauro Coronel, con el único propósito de debilitar a Melella en Río Grande, a la mayoría de ellos los pudimos ver desfilar durante la inauguración de sesiones legislativas como parte necesaria para el ingreso a planta.

Estos artilugios de la vieja política son cada vez más frecuentes en Rosana Bertone, una situación que pone en riesgo las cuentas públicas e incrementa la cantidad de empleados públicos que a la fecha supera los 12.000 agentes en toda la Provincia.