Bertone y los legisladores kirchneristas entregaron 10.000 hectáreas a una terrateniente de Tierra del Fuego

Una gobernadora, y un bloque político, que se dicen nacionales y populares, entregaron en una votación rápida 10.000 hectáreas a la terrateniente Mirna Antunovic de Bridge. La misma “dueña” y estancia que en 1990 iban a alojar al ex presidente paraguayo Lino Oviedo por pedido del entonces primer mandatario argentino, Carlos Menem. Durante 8 años, la anterior administración provincial se resistió a entregar esas 10.000 hectáreas, mientras que Rosana Bertone “apuró los papeles” a dos meses de las elecciones. La oposición sospecha de un pacto al estilo “dame 10.000 hectáreas, que te entrego una parte de ellas a cambio”.

Un paraíso patagónico al estilo de aquellos por los cuales millonarios extranjeros pagan fortunas.  La Reserva Corazón de la Isla hace honor a su nombre: está en el centro de la única provincia insular de la Argentina. Hacia el oeste, el Parque Nacional Tierra del Fuego y la vecina república de Chile; al Sur el bellísmio Lago Fagnano; hacia el Norte uno de los tres municipios de la isla, Río Grande, y hacia el Este una continuación de la misma reserva, denominada de uso múltiple. De los tres municipios de Tierra del Fuego, linda con dos (Tolhuin y Río Grande) y está muy cerca de uno (Ushuaia).

La riqueza natural y paisajística del lugar es inconmensurable. Los lagos Chepelmut, Yehuin y Yakun; lagunas, islas e islotes; bosques nativos milenarios; la parte del Lago Deseado que corresponde a la Argentina (lo comparte con Chile). Parte de esa riqueza, unas 10.000 hectáreas, quedarán para una especie de “okupa” legalizada: la rica terrateniente Mirna Telma Antunovic, bajo el elegante nombre de “regularización de antiguas ocupaciones”, se quedará con 10.000 hectáreas cuando hasta ahora era dueña de menos de 1.000.

Como en la Argentina del siglo XIX, cuando la Ley de Enfiteusis y la Conquista del Desierto hicieron dueñas de miles de hectáreas a familias amigas del poder. Al estilo del dos veces presidente Julio Argentino “El Zorro” Roca. El gobierno de Cristina Kirchner lo quitó del billete de 100 pesos para reemplazarlo por Evita; mientras que esta semana, en Tierra del Fuego, legisladores kirchneristas, y una gobernadora que llegó al poder alineada con ese movimiento, acaban de hacer una entrega de tierras al estilo Roca.

La Legislatura de Tierra del Fuego votó la venta de 10.000 hectáreas de la Reserva Corazón de la Isla a Mirna Antunovic, aunque está por verse a qué valor. Es una batalla legal de larga data, que ningún gobernadora quiso resolver a favor de Antunovic, hasta que Bertone y los legisladores kirchneristas lo hicieron a dos meses de una elección que muy probablemente consagre un cambio de primer mandatario y signo político. En todas las encuestas, Gustavo Melella (intendente de Río Grande) le lleva una considerable ventaja a Rosana Bertone.

El “pacman” Mirna Antunovic: de cientos de hectáreas a 3.400, y ahora 10.000

Tuvo que esperar más de 25 años, pero la terrateniente Mirna Antunovic de Bridge se quedarán con 10.000 hectáreas pagando muy poco, cuando su propiedad genuina partió sólo de algunas cientos de ellas. Para ello tuvieron que pasar varios gobiernos provinciales, y un largo camino legal.

La estancia de Antunovic de Bridge se hizo famosa en 1990, cuando el presidente Carlos Menem quiso alojar allí a Lino Oviedo, el depuesto dictador de Paraguay. El clima de Tierra del Fuego no era el mismo que el del país vecino, pero la propuesta de exilio y alojamiento estaba realizada, aunque nunca fue concretada.

A partir de allí, la disputa sobre las tierras de la Reserva Corazón de la Isla recorrió un largo camino legal. En octubre del 2000, esta reserva fue declarada parte del Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas, según ley provincial 494. Ese mismo año, a través de un decreto del gobernador peronista Carlos Manfredotti, se le otorgaron a Antunovic de Bridge 3.400 hectáreas de la Reserva Corazón de la Isla.

La millonaria y ofrecida protectora del dictador Lino Oviedo no se conformó: realizó un juicio pidiendo 10.000 hectáreas, el mismo año que le habían otorgado ya 3.400. Tras el largo camino de juicio de primera instancia, y la llegada al Tribunal Superior de Justicia (TSJ, la Corte Suprema fueguina), en 2015 el fallo quedó firma a favor de Antunovic de Bridge.

Durante sus dos mandatos (2007-2011 y 2011-2015), la gobernadora Fabiana Ríos se resistió a entregarle las 10.000 hectáreas a Antunovic de Bridge, aunque ahora la critican por no haber llevado el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo que podría haber hecho.

Con el gobierno de Rosana Bertone cambió todo, pues a Antunovic de Bridge se le allanó el camino. Ya en 2016, el decreto 620 dispuso “hacer lugar a la pretensión de adquisición del dominio particular de tierras fiscales a favor de la señora Mirna Telma Antunovic, bajo la modalidad de regularización de antiguas ocupaciones”.

Para darle más “legalidad” al tema, Bertone empujó que los ocho legisladores del Frente Para la Victoria (FPV) votaran esta semana eso mismo. Así lo hicieron, con el curioso voto en contra de los legisladores de la Unión Cívica Radical-Cambiemos que le votan todo a favor a Bertone, menos esto; más la oposición continua (en este tema y en todos los demás) del Movimiento Popular Fueguino.

Desde hace meses, los rumores hablan de una permeable Bertone, a cambio de algunas hectáreas de las 10.000 que irán a parar a manos de algún amigo del poder político; en oposición a una intransigente Fabiana Ríos que nunca le quiso entregar esas valiosas tierras a Antunovic de Bridge. Si el rumor se transforma en noticia, o es sólo lo primero, se verá en los próximos tiempos.