El Sutef emitió un comunicado de prensa a 3 años del violento desalojo.

Sra Gobernadora:

Hoy se cumplen 3 años de que usted mandara a desalojar el acampe que produjo la mayor protesta social y sindical que conoció la historia de Tierra del Fuego. Lo hizo para garantizar y profundizar un modelo de provincia para pocos, basado en la quita de derechos, no sólo a trabajadores estatales, a las personas con discapacidad, jubilados y jubiladas, sino también a toda la población de la Provincia a quienes, con la creación de la AREF, dejaríamos de ser sujetos de derechos, para pasar a ser sujetos de recaudación.

El inicio de su gobierno se dio conjuntamente con el del Sr. Presidente de la Nación, quienes llegaron a sus cargos por fuerzas políticas distintas, con promesas distintas y a quien usted no dudó en apoyar rápidamente y adoptar todas sus políticas. Estoy obligado a recordar y recordarle que todas, absolutamente todas, las políticas implementadas desde el Gobierno de Mauricio Macri, usted las apoyó y las implementó, incluso con más ferocidad, incluso comprometiendo a la población de su provincia mucho más de lo imaginado por el propio gobierno nacional.

Dra Bertone, me veo en la obligación de hacer esta carta pública por varias razones.

La primera es porque usted nunca accedió a una reunión con nuestra organización. No lo hizo durante la transición, cuando como miembro de la conducción presenté la denuncia por el Mega Pase Vip que fue el pase a planta de los ex funcionarios del Gobierno de Fabiana Ríos y se lo diera en mano a Juan Carlos Arcando quien en ese momento era legislador y hoy es su Vice Gobernador. No lo hizo cuando asumió y se lo solicitamos ante los despidos de los y las talleristas de cultura, no lo hizo antes de que anunciara en el inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura del 2016 que iría por más ajuste. Debo recordarle que marchamos en paz a solicitar diálogo y ni usted, ni sus funcionarios abrieron las puertas. Nosotros y nosotras, firmes y fieles a quienes representamos, estuvimos obligados a tomar decisiones y así empezar lo que fuera conocido como “el acampe”.

Realizamos muchos pedidos de diálogo y usted nunca accedió y por supuesto, nos reprimió cruelmente. Luego persiguió a los trabajadores en general y a los y las docentes en particular. Intentó quebrarnos, amedrentarnos, como por ejemplo con la separación de las 5 supervisoras de carrera a quienes no pudo doblegarlas y hacerlas ir contra la ley, mucho menos contra la educación pública. Luego intentó con los procesos judiciales, las detenciones a la madrugada, las exoneraciones docentes, las suspensiones de trabajadoras estatales que hasta hoy las castiga y trata de usarla como escarmiento para el resto de los trabajadores y trabajadoras.

Hasta el día de hoy intenté no responderle, pero no puedo dejar de hacerlo, ya que se refirió a mi persona en distintas oportunidades.

Usted me ha tratado de violento, me responsabiliza por la pérdida de días de clases y, fue más audaz aún, intentó e intenta vincularme con la ex gobernadora Ríos.

Déjeme decir Sra. que el abogado Francisco Giménez, que tuvo que intervenir como defensor de otros trabajadores perseguidos e injustamente enjuiciados junto a nosotros, tuvo consideraciones elogiosas hacia mi persona, hacia los docentes procesados e incluso pidió la suspensión y anulación del juicio dada la notoria parcialidad del tribunal. Es más aún, elogió mi actitud de estar junto a la docencia como dirigente gremial.

Debo decirle Dra. Bertone que, por fuera de los procesos de criminalización de la protesta social o sindical, no tengo ningún otro antecedente negativo.

Debo recordarle Dra que fue usted quién ordenó la transición de la gestión Ríos y quién la llevo adelante fue el Sr. Juan Carlos Pino aprobando sin investigar absolutamente nada y remarcando que fue una transición ejemplar.

Usted cuenta con una cantidad importante de ex funcionarios de la gestión Ríos y desde nuestra organización, la cual conduzco, denunciamos en todo el país y en distintas instancias internacionales la intromisión de la ex gobernadora en el poder judicial y en el proceso antes mencionado. A Ríos la hicimos y hacemos responsable, no solo de la persecución, sino también del desastroso estado en el que dejó a la educación pública, la salud pública, nuestra obra social y nuestra caja de previsión, entre otras tantas cosas. Tantas cosas que usted desestimó de investigar y por ende aprobó.

Otro motivo de mí respuesta pública es que dudo si es que sus funcionarios le mienten o es usted quien miente deliberadamente, ya que no es verdad que su gestión de gobierno garantice 180 días de clases. Lejos está de eso, ya no solo por los reclamos de nuestra organización, sino porque lo hacen los estudiantes, padres y madres de los establecimientos educativos a los cuales usted, en 3 años y medio de gestión, no supo poner en condiciones.

No les garantizó además a aquellos niños y niñas que requieren acompañamiento especial para poder transitar sus estudios contar con los recursos necesarios para que el tránsito por la escuela sea integral y gratificante. Pudo verlo usted misma cuando, sin la presencia de quién escribe y de nuestra organización, la docencia en el congreso sobre autismo le hizo saber que “Con ajuste no hay inclusión”.

No puedo dejar de recordarle que usted ayudó al gobierno nacional a conseguir los consensos políticos necesarios para la firma del pacto fiscal que está destruyendo las economías regionales y se vanaglorió de ello por cadena nacional.

No podría dejar pasar tampoco su apoyo y defensa del aumento de más de 1600 % en gas, agua y electricidad.

Como olvidar que además actuó como factor de presión para el congelamiento por 24 meses de los salarios de trabajadores metalúrgicos que temían por la pérdida de sus fuentes laborales, las cuales son miles y miles en la provincia.

Imposible olvidar que defendió la reforma previsional provincial y nacional que empobrece día a día a nuestros jubilados y jubiladas.

Sobre todo no puedo dejar de recordarle que usted hizo lobby, acompañó y militó el acuerdo con el FMI que llevó a tener al 30 % de la población en la pobreza y sobre todo a que, en nuestra patria, uno de cada tres niños o niñas esté sumido en la pobreza.

Sra Gobernadora, usted es la representante máxima de la provincia y por ello debería ser un ejemplo para todos, no de todo, por supuesto, dado que es humana y como tal y como todos y todas tiene defectos, pero en lo que no puede fallar es en la defensa de la soberanía sobre nuestras Islas Malvinas como, por ejemplo, al poner de garantías la entrega de esas áreas off shore. No puede fallar en endeudarnos y no realizar y completar una sola obra. No puede pagar 10 millones de dólares por un casino y dejar sin inversión a la salud y educación pública y, lo que es más grave, no puede postergar a nuestros jubilados y jubiladas, personas con discapacidad y los trabajadores y las trabajadoras de la electrónica y sus familias a quienes abandonó a su suerte.

Sra Gobernadora, sepa usted que no deseo ni deseé ningún cargo público, soy muy feliz y agradecido de que la docencia me dé el privilegio de representarlos, me honra el cargo de Secretario General del sindicato docente unificado. Le cuento que soy un admirador de mis compañeras y compañeros quienes no solo garantizan el desarrollo y sostenimiento de la educación pública, sino que además es el sector al cual no pudo doblegar ningún gobierno. Sé que por ellos y ellas tenemos esperanzas. Seguimos pensando y creyendo en las utopías. ¿Sabe por qué? Porque usted intervino el único Instituto de formación docente público, gratuito y de calidad y fueron los alumnos quienes, junto a la docencia, lo defendieron y lo defienden.

No creo vaya a convertirme en aquello que criticamos.

Debe saber también que no me escondo. Producto de su política, junto a un puñado de dirigentes gremiales de una altísima moral y dignidad, nos propusimos organizar una iniciativa política que en este proceso electoral dé a los trabajadores y trabajadoras y al pueblo fueguino una alternativa para que no sean los mismos de siempre, a veces camuflados, quienes estén en los lugares de decisión.

Creemos humildemente que es momento de recuperar derechos y en eso también estamos dando la pelea, ya lo hicimos en el 2017 y pusimos en debate público lo que usted y su gobierno entregó al gobierno nacional: la Ley N° 19640.

Sra. Gobernadora , sepa que usted le hizo mucho daño a las familias de mis compañerxs y que a pesar de eso seguimos pensando que es posible tener otra realidad. No resignamos ni uno de nuestros sueños.

Sra. Gobernadora, a tres años del desalojo y cuando usted me hace responsable a mí y a mis compañeros y compañeras de las más diversas causas, quiero que sepa que vamos a seguir defendiendo la educación pública, los derechos de los trabajadores, trabajadoras y el pueblo, que no hay causa individual en mí, sino que somos un colectivo que le dice:

No todo se compra, no todo se vende, hay cosas mucho más importantes que mi seguridad personal.

Atte Horacio Gustavo Catena, Secretario General del SUTEF, Secretario General de la CTA Autónoma TDF y Secretario de Organización de la CTA Autónoma Nacional