Tres proyectos para generar empleos en la Provincia

Se trata de iniciativas presentadas por el fueguino Gastón Roma en la Cámara de Diputados de la Nación. Todos apuntan a la recuperación del Circuito CAP en Río Grande.

Mediante la presentación de tres proyectos de ley, el diputado nacional propone la recuperación de las instalaciones del antiguo frigorífico, haciendo lo propio con la traza del viejo tren que recorría las estancias de la zona. A su vez, Roma insiste en agregarle valor y realizar con ello un circuito turístico que posicionaría a Río Grande como un destino atractivo, el cual no es explotado hasta el momento.

La CAP (Confederación Argentina de Productores) fue la instalación industrial más importante construida en Tierra del Fuego. La planta -ubicada sobre la margen del Río Grande- fue inaugurada en 1917 por la Compañía Frigorífica Argentina, creada por los estancieros de la región. El establecimiento contribuyó fuertemente al desarrollo ganadero de la zona y se convirtió en el eje de la vida económica y social de Río Grande.

El conjunto edilicio estaba compuesto por las naves principales, con una impronta de arquitectura industrial funcionalista, alrededor de una serie de edificios complementarios, tales como las habitaciones colectivas del personal, la cocina, el dispensario, la estafeta postal, la central telefónica, las viviendas familiares y la vivienda del administrador. Lamentablemente, el 25 de octubre del 2013 un devastador incendio redujo a cenizas las estructuras del ex frigorífico CAP.

De manera funcional, el “Ferrocarril de las Estancias (C.A.P)”, unía la planta del Frigorífico con la estancia José Menéndez y finalizaba su recorrido en la Misión Salesiana. La traza era de trocha angosta, totalmente adecuada para una línea de uso en fabril y con la capacidad de tener curvas de radio reducido dentro los edificios, de las que todavía hoy se pueden observar los vestigios, observándose además las dos vías que llegaban hasta el muelle. El tren no solo contribuyó como un medio de logística sino también de unión de las estancias y del centro urbano, cobrando un dinamismo muy importante para la época. Continúo en operaciones, con las debidas actualizaciones, hasta principio de la década del 60 que fue radiado de servicio.

“Dada la importancia histórica, es indispensable establecer acciones tendientes a su recuperación y preservación como un elemento identitario de la cultura fueguina” afirmó Gastón Roma en relación a los proyectos presentados, y agregó: “la gestión del patrimonio histórico y cultural permitirá focalizar a Río Grande como un centro de atracción turística, posicionándose como un destino alternativo a la ciudad de Ushuaia”.

Consultado respecto a las potencialidades que emanan los proyectos, el diputado sostuvo: “el turismo cumple un rol estratégico en el desarrollo de las comunidades, que desde luego tienen un sinnúmero de impactos positivos en la ciudad, que van desde la generación de empleo hasta el desarrollo de inversiones y provisión de servicios, entre otras. Desde este punto de vista, el turismo se transformaría en uno de los principales ejes de generación de empleo y de crecimiento de la economía local”.