Riesgos en el uso de vapeadores

Contienen sustancias cancerígenas, son tóxicos y adictivos.

Desde el Programa Provincial de Control de Tabaco recordaron que la importación, distribución, publicidad y comercialización de este tipo de productos está prohibida por la ANMAT.

Apartir de la aparición y el incremento en el uso de artefactos conocidos como cigarrillos electrónicos o “vapeadores” en el mercado argentino, desde el Programa Provincial de Control de Tabaco emitieron una serie de recomendaciones sobre este tipo de productos.

A través las redes sociales del Ministerio de Salud de Tierra del Fuego, recordaron que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la importación, distribución, publicidad y comercialización de estos artefactos en el país, ya que son “tóxicos, adictivos y riesgosos”, señalaron.

Asimismo remarcaron que no está demostrado que ayude a dejar de fumar (el uso más “recomendado” por quienes lo comercializan); contiene nicotina y sustancias cancerígenas, y durante su uso libera un aerosol o spray con micropartículas tóxicas que alcanzan lo más profundo del pulmón.

Se trata de un producto consumido por el 7,1 por ciento de los jóvenes argentinos de entre 13 y 15 años; en el marco de un fenómeno que amenaza la salud pública ya que en muchos casos han desencadenado daño pulmonar agudo severo, que no responde a antibióticos, no es una infección y desencadena distréss respiratorio.

Además advirtieron que es una propuesta de consumo de nicotina con formatos de “nueva generación”: Sus diseños modernos, con aspecto tecnológico y metálico, atrapan a los jóvenes; a partir de un marketing engañoso que los presenta con sabores y diseños tentadores de supuesto “riesgo reducido”, que genera millones de dólares de ganancia a las empresas que lo fabrican y comercializan.

Se registró el primer caso de un argentino con afección pulmonar por vapeador

Cabe recordar que en las últimas horas se dio a conocer el primer caso de un argentino internado por una afección pulmonar producto del uso del “vapeador”, que se suma a la lista de consumidores con la misma afección en distintos países del mundo.

Consultada sobre esta situación, la directora de Promoción y Cobertura Universal de Salud (CUS), Marcela Segovia, aclaró que en la Provincia no se han registrado casos de enfermedad por este motivo, aunque “es muy importante conocer y difundir los daños a la salud”, dijo.