La DPOSS y el Municipio de Río Grande ratificaron su intención de trabajar en conjunto en materia ambiental

En el marco de la acción preventiva de daños presentada por la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS) contra la Municipalidad de Río Grande por la situación ambiental producida por el volcamiento al mar de efluentes cloacales sin tratamiento, se realizó una audiencia conciliatoria entre las partes en la sede del Juzgado Civil y Comercial Nº 1 de esa ciudad.

“Esta fue una oportunidad para poder mostrar ante el señor juez cómo se viene trabajando con las autoridades municipales en este tema –dijo el presidente de la DPOSS, Cristian Pereyra-. La forma superadora de trabajar es en conjunto con el Municipio y no contra el Municipio”.

Pereyra detalló que durante la audiencia “desde la DPOSS se hizo la presentación ante el juez Horacio Boccardo respecto al avance de la obra de la planta de tratamiento de efluentes cloacales en Margen Sur, como así también sobre el avance en las gestiones para la planta de pre tratamiento cuya ubicación corresponde a la salida del Colector Máximo Norte”.

En el caso de la obra de Margen Sur, “se recalcó que la misma tiene la garantía de financiamiento por la Ley Provincial Nº 1312, que fue presentada por el ejecutivo provincial a la legislatura, y que asegura el pago de las redeterminaciones de precios.”.

Pereyra explicó que en la audiencia las partes acordaron un plazo de 60 días para presentar ante el juez “un plan en atención a las competencias de cada una de las instituciones que contemple el saneamiento en virtud del diálogo existente y que tenga en consideración el conflicto planteado en la causa original”.

“La forma superadora de trabajar es en conjunto con el Municipio y no contra el Municipio –afirmó-. Es la mejor manera de conseguir beneficios para la población”.