Hallaron una nueva especie de dinosaurio en Neuquén

Así son las extensas espinas del nuevo espécimen.

Un grupo de paleontólogos del Conicet hallaron en el norte patagónico una nueva especie de saurópodo al que bautizaron como Bajadasaurus pronuspinax. El nombre es en referencia a la localidad en la que fue encontrado, Bajada Colorada, y a las extensas espinas inclinadas hacia delante que caracterizan el cuello de este desconocido dinosaurio. 

Los saurópodos pertenecen a grupo de dinosaurios herbívoros y cuadrúpedos, que resaltaban por su gran tamaño y el largo de su cuello y cola. Esta peculiar especie se distingue por las largas espinas que cubren su cuello y espalda y se estima que vivió hace aproximadamente unos 140 millones de años.

“Creemos que las largas y puntiagudas espinas, extremadamente largas y finas, en el cuello y la espalda de Bajadasaurus y Amargasaurus cazaui (otro dicreosáurido) debían servir para disuadir a posibles predadores”, afirmó Pablo Gallina, investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Fundación Félix de Azara de la Universidad Maimónides.

“Pensamos que si (las espinas) sólo hubieran sido estructuras de hueso desnudas o forradas únicamente de piel podrían haber sufrido roturas o fracturas fácilmente con un golpe o al ser atacados por otros animales. Estas espinas debieron estar protegidas por una funda córnea de queratina similar a lo que sucede en los cuernos de muchos mamíferos“, agregó el profesional sobre el hallazgo, que fue publicado este lunes en la sección de Reportes Científicos de la revista Nature.