Como hacerle frente al glaucoma

Detección precoz, clave para tratar el glaucoma.

Conocer antecedentes familiares, la presencia de otras enfermedades y la edad del paciente, son aspectos fundamentales para hacerle frente al glaucoma, una enfermedad que no produce síntomas y que se debe atacar a tiempo para lograr un buen tratamiento, aunque se trata de una dolencia crónica.

Cuando un paciente llega al consultorio con un problema de glaucoma, porque un oftalmólogo general o el paciente mismo tuvieron sospechas de esta dolencia, lo primero que se debe hacer es llegar al fondo de esta enfermedad.

Como inicialmente no produce síntomas se conoce como “El ladrón silencioso de la visión”. Alguien puede tener una perfecta visión central adelante y no darse cuenta de que su visión periférica se va cerrando hasta el extremo de poder perder la visión. “Por eso, a los pacientes sin glaucoma, les explico que es importante controlarse mínimamente una vez por año, ya que una vez que se detectó, se puede intentar detener la enfermedad, aunque lamentablemente el daño es irreversible”, señala Zabielewickz.

En la actualidad, existen muchos exámenes oftalmológicos que ayudan al médico a realizar una detección temprana, con tratamientos que consisten en el uso de gotas, aplicación de láser y/o cirugía se puede detener el avance, siempre siguiendo el tratamiento que el oftalmólogo recomiende, para así preservar la visión.

Como se expresó, el glaucoma es una enfermedad crónica que puede producir discapacidad visual. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, ocupa el tercer lugar como causa de discapacidad visual a nivel mundial. Por eso se debe realizar un diagnóstico temprano y tratamiento adecuado, ya que el daño que produce es irreversible.