Los laboratorios naciones definen si siguen vendiendo a Pami

Se define el nuevo contrato entre los laboratorios y el Pami.

Los laboratorios nacionales más importantes se reunirán hoy, con el fin de decidir si aceptan renovar o no el convenio de provisión de medicamentos al PAMI. La obra social de los jubilados y pensionados, les representa a los laboratorios un 30% del negocio.  

El domingo vence el contrato vigente y fuentes de la industria dicen que finalmente habrá acuerdo con el Gobierno para prolongar, hasta marzo de 2020, el vínculo que permite abastecer a cinco millones de afiliados con remedios con fuertes descuentos o, en algunos casos puntuales de vulnerabilidad social, sin costo. “Vamos a firmar, yo creo que sí”, le confirmó el directivo de uno de los principales laboratorios, al diario La Nación.

Desde noviembre del año pasado, el PAMI compra los medicamentos directamente a los laboratorios nacionales, sin intermediación de las cámaras que los agrupan, y formalmente las negociaciones se conducen de la misma manera.

Así, en la práctica los más grandes discuten en nombre de todos. De hecho, hay un único modelo de contrato y no uno por cada laboratorio. En cambio, los extranjeros, sí continuaron negociando a través de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), aunque a partir del nuevo arreglo tendrán que terminar rubricando el acuerdo en forma individual igual que sus pares locales.

El conflicto inició el año pasado, cuando el Pami exigió a los laboratorios precios especiales para los medicamentos que adquiere, más bajos que los de mercado.

Si bien, tras la crisis cambiaria y la megadevaluación, el organismo flexibilizó esa exigencia, permitiendo el traspaso pleno a precios del alza inflacionaria, las cámaras nacionales rescindieron el contrato y Macri en persona presentó el cambio de sistema.

El Gobierno sigue convencido de estar dando una batalla contra un sector dominado por unos pocos, introduciendo más competencia y transparencia, y celebra haber logrado una rebaja en los precios de los medicamentos del PAMI, que crecieron 19% por debajo de la inflación en 2018, y un ahorro de $5600 millones para el organismo.

Para este año, continuarán los “precios PAMI” y el ajuste trimestral por inflación pleno, sin topes. “El convenio se está cerrando en estos días manteniendo los beneficios para el afiliado”, destacaron en el PAMI al diario La Nación.