Padre de los nenes fallecidos en trágico incendio en la Margen Sur, preso político del gobierno de Rosana Bertone

El incendio se produjo el sábado 13 de Mayo de 2017 al mediodía en una pequeña casilla de madera ubicada en la calle Karukinka al 400, en la ciudad fueguina de Río Grande.

En las últimas horas los abogados defensores de Joan Franco Lazarte, Pedro Fernández y  Francisco “Paco” Giménez  aseguraron que el papá de los dos nenes fallecidos el sábado 13 de Mayo de 2017 en el trágico  incendio en la Margen Sur, “está preso por pobre”.

Es que la primera contraprueba (luego se realizaría otra) confirmaría que la pequeña no contenía rastros de semen, como informaba la forense perteneciente al Poder Judicial de la provincia. Por si fuera poco, las pericias de la División Bomberos de Policía indicaron que un cortocircuito provocó el comienzo del ígneo.

Como lo señaló el portal de Noticias El Fueguino en sus notas del  sábado 13 de mayo  y del lunes 17 de julio de 2017 , la causa  está “teñida de política“ desde un primer momento, cuando el Juez Dieguez -presuntamente con el objeto de evitar una reacción de la población contra el gobierno- direccionó la investigación con el objeto de imputar al padre de los menores como presunto abusador, y no investigar las responsabilidades de la Subsecretaría de Defensa Civil y Gestión de Riesgo de la provincia, Pascual Lombardo y el Ministro Colman, responsables del funcionamiento del Destacamento de Bomberos Voluntarios en la Margen Sur y del servicio prehospitalario del Ministerio de Salud.

Causa penal teñida de política para evitar una pueblada en la Margen Sur

La detención de los familiares directos en forma inmediata, el procesamiento  dictado por el juez instructor, y la confirmación por parte de la cámara del procesamiento y  la prisión preventiva, fueron determinante para que el entorno de los menores fallecidos quedaran silenciados y  las autoridades provinciales a salvo de cualquier “agitación social” por parte de allegados, amigos y vecinos.

Durante el incendio, quedó demostrado la incapacidad del estado para responder a situaciones de emergencia del gobierno provincial. No había ambulancia, médico ni enfermero en el barrio, la autobomba arribó con un solo bombero, y finalmente los niños debieron ser trasladaros en móviles de la policía provincial. Nunca se conocieron  las circunstancias ni los hechos, hubieron mil versiones, todas contradictorias, y ninguna oficial.

Nunca se supo cuál fue el desempeño profesional de los primeros respondientes durante la emergencia, quién rescató a los niños, si hubo una maniobra de ingreso desde un primer momento para rescatar a los menores atrapados.

Qué la familia terminara “atrapada en la telaraña judicial” y “sin poder reclamar nada” fue conveniente, especialmente para Bertone y el incompetente de su Secretario de Seguridad que tiene a su cargo la policía, bomberos de policía y a la defensa civil, que debe supervisar y controlar el correcto funcionamiento del servicio de bomberos.

El juez  Sergio Manuel Dieguez procesó al padre de los menores por considerarlo prima facie autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo de los niños y lo responsabilizó del abuso de la niña fallecida,  a pesar de no contar con un ADN concluyente que incriminara al progenitor.

Pero a Dieguez, curiosamente  no se le ocurrió indagar sobre los servicios de emergencia. No se le ocurrió preguntar si se cumplieron los protocolos de respuesta a la emergencia, ni qué chance de supervivencia hubieran tenido los menores si la respuesta hubiese sido eficaz.

Bertone dijo que ellos ya sabían que el incendio había sido intencional

La verdad parece haberse perdido por los caminos de tribunales, ya que la propia Gobernadora Rosana Bertone, dijo a los periodistas “que ellos (por el gobierno) ya sabían desde un primer momento que el incendio había sido intencional”.

Dieguez,  ex integrante de la lista de concejales del Frente para la Victoria en Azul,  llegó flojito de papeles y con alguna causa sin resolver por ante el consejo de la magistratura,  omitiendo en su declaración jurada que tenía un proceso penal en su contra por  privación ilegítima de la libertad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.  Dieguez fue sobreseído horas antes de su nombramiento como juez, lo que le despejó el camino a “Leo” Gorbacz y a su grupete para que lo nombraran juez.

Dieguez no iba arriesgar su  naciente carrera judicial sentando a la gobernadora en una audiencia para que bajo promesa de decir verdad, explique  porqué dijo “que ellos sabían que el incendio había sido intencional desde un primer momento”. En ese momento estaba muy apurado en mandar tras las rejas al padre de la nena fallecida, que no tuvo tiempo de esperar  la prueba concluyente de ADN.  Menos aún, iba a sentar a su exjefe Ezequiel Murray a que brinde explicaciones porque Horacio Rizzo, Claudio Nuñez Fucito “hacen la vista gorda” para que las autobombas arriben a los incendios con un solo bombero o  al Ministro Colman para que de cuenta del porqué la ambulancia del Hospital nunca llegó al incendio, o porque no se cumplen los protocolos de un servicio prehospitalario adecuado.

Lazarte preso político por ser pobre

El abogado defensor Francisco “Paco” Giménez señaló “Este pobre chico salió por 15 minutos a buscar trabajo, con la desgracia de que se produce un incendio en su casa y fallecen sus dos hijos. Cuando está en el Hospital y le dan la noticia, a las horas es acusado de haber violado a sus hijos y de haber prendido fuego la casilla”, relató el abogado, quien recordó como una verdadera injusticia el hecho de que Lazare haya asistido al entierro de sus hijos esposado y en carácter de detenido y acusado de darles muerte.

Nueva tragedia en la Margen Sur: Hermanitos de 5 y 3 años mueren como consecuencia de incendio

Tragedia en Margen Sur: Segundo ADN resultó negativo, solicitarán excarcelación del padre